CRÓNICA: RESURRECTION FEST – Viernes 5 Julio: El Resurrection Fest encuentra la horma de su zapato con Slipknot – Julio 2019

2

RESURRECTION FEST

VIVEIRO – 5 JULIO 2019

Después de una jornada previa marcada por la épica y la climatología adversa, el tiempo dio un respiro y permitió disfrutar del que podríamos considerar el día “gordo” del festival. Se notó la gran expectación que levantó Slipknot, ya que fue el día de mayor afluencia de gente, un llenazo absoluto que obligó a hacer más colas para pedir en las barras, en la comida o acceder a los baños, pero que puede considerarse otro gran éxito de la organización.

WHILE SHE SLEEPS

El primer concierto del día vino un poco marcado por la sorpresa y la incredulidad de ver a While She Sleeps con un vocalista que no es Loz Taylor, ¿que había pasado? Después de investigar un poco descubrimos que debido a “razones personales” se iba a perder los últimos conciertos de la gira. El sustituto, que hizo un buen papel dadas las circunstancias, fue el vocalista de Bleed From Within, Scott Kennedy, que aunque no se le puede reprochar nada a nivel vocal o técnico, no tiene el carisma ni la efervescencia de Loz.

wss

“You are we” fue el primero en sonar, a juego con la guitarra de Sean Long que llevaba impreso un “Tú eres nosotros” en castellano; aunque su labor principal es la guitarra, hay que destacar el gran trabajo que hace poniendo el contrapunto con su voz limpia. Los temas de While She Sleeps son proclives para volverse loco, y así lo entendió el público que de nuevo se entregó con pasión a esa locura del crowdsurfing, haciendo sudar a un personal de seguridad que destila profesionalidad. “Anti social”, “Haunt me” llegaron con algún problemilla técnico poco importante, y en “Four Walls” se logró una gran comunión a través de las palmas y comienzo lento del tema.

wss2

Para el final, acelerón para acabar en todo lo alto con “Silence Speaks” y un “Hurricane” donde tiraron todos los amplis de pega que adornaban el escenario. Bien, pero la ausencia de Loz marcó el show.

TRIVIUM

Súbitamente, sin intros ni esperas innecesarias, con un escenario donde la columna trasera de focos se llevó las primeras miradas, Matt Heaffy y los suyos atacaron los acordes de “The Sin and the Sentence” que sonó un poco enmarañado. A medida que avanzó el show, el sonido mejoró, aunque no del todo, ya que el poso que quedó fue el de haber tenido un sonido un poco sucio, y sobre todo, una voz demasiado baja que no permitió escuchar como era debido las partes claras de la voz de Matt.

trivium

La banda se entregó, hizo que el público se entregara fomentando el pique con los pasados conciertos de Portugal, y Matt ofreció un amplio abanico de su característica pose con la lengua fuera para que las primeras filas pudieran retratarle a gusto. Columnas de humo, focos efectistas (pese a ser de día), y palabras en castellano (“Qué pasa cabronazos”) aderezaron un show protagonizado por temas como “Beyond Obvlivion”, “Like Light to de Flies”, “Sever The Hand”, “Until the world goes cold”, “Down from the sky”, “The Heart from your Hate”, o el que me sigue pareciendo el mejor tema de su carrera, “Pull harder on the strings of your Martyr”, donde unos pocos afortunados fans compartieron escenario con la banda.

trivium2

Para los bises, el segundo mejor tema de su discografía, un “In Waves” para acabar con los pistones echando humo. Buen concierto pese a estar ligeramente lastrados por el sonido.

resu

ARCH ENEMY

El de Arch Enemy fue uno de los pocos conciertos del Main Stage que no tuvo escenografía adicional en forma de fuego, columnas de humo o similar, si no que simplemente se apoyaron en un gran telón de fondo, parece que quisieron dar protagonismo a la gran colección de himnos metaleros que atesoran.

Y es que en eso se resume un concierto de esta banda, temas con los que es fácil conectar (“The world is yours”, “Ravenous”, “War Eternal”, “You Will Know my Name”), unas guitarras brillantes y llenas de colorido (increíble el momento de doblar guitarras en “Under Black Flags We March”) y una gran Alissa White Gulz que se lleva todas las miradas con sus peculiares modelitos (en esta ocasión con una especie de alas en las mangas al más puro estilo Kiss), y su siempre visual color de pelo.

archenemy

Amott manda con su guitarra, pero el trabajo de Loomis es también espectacular, y con dos musicazos así, todo suena a las mil maravillas, esta vez sí, además, con buen sonido en el Main Stage.

Con una discografía tan extensa siempre hay temas que se quedan fuera, afortunadamente en esta ocasión cortes magistrales como “No Gods, no Masters” formaron parte del repertorio, con el consiguiente júbilo generalizado, un gran tema que puso a botar a todo Viveiro.

archenemy2

Con “We Will Rise” y “Nemesis” cerraron una gran actuación, pero no fue el mejor concierto sueco de la noche.

AVATAR

Y es que los siempre histriónicos Avatar se llevaron ese premio honorífico, el suyo fue un show marcado por la teatralidad, la simpatía, la caña y el ambiente festivo. Este grupo tiene 3 o 4 cortes capaces de reventar cualquier plaza, y cuando sonaron en el Resurrection Fest adquirieron su máxima expresión (“Hail to the apocalypse”, “Let it burn”, “Smells like a Freakshow” y “The Eagle Has Landed” fueron toda una fiesta)

Tuvieron su parte circense, su rollito con el rey, sus peculiares pintas y sus bromas (“bonita batería, ¿es tuya? recuerda que puedo sustituirte en cualquier momento), todo orientado a hacer de su concierto todo un espectáculo de corte casi medieval.

avatar

Las letras Avatar formada con bombillas al fondo, además del telón de fondo, fue el único elemento visual que utilizaron, y no hizo falta más, ya que apoyados en el mejor sonido del festival de este Ritual Stage, ofrecieron todos los ingredientes para una tormenta metalera perfecta. Lograron imprimir una sonrisa en todos los asistentes.

SLIPKNOT

Pocas sorpresas esperábamos tras verlos hace escasos 5 días en el Download Festival Madrileño, sin embargo, su concierto en el Resurrection Fest adquirió otra dimensión. Sonaron muy bien, y desde luego se notaba que es un grupo que encaja a las mil maravillas en la filosofía del festival. El público se entregó, ellos sintieron esa fuerza, se juntaron el hambre con las ganas de comer, y como decimos, el festival encontró la horma perfecta de su zapato.

slipknot

Tras la intro de AC/DC, y unos ruidos estridentes, el telón subió (que no cayó) para dar paso a la locura que siempre acompaña un concierto de Slipknot. Rapidez, efectividad visual (plataformas, pantallas, ventiladores gigantes,  las percusiones colgando a ambos lados…) , ingredientes con los que encendieron a una audiencia que abarrotaba el recinto del escenario principal del Resurrection Fest.

slipknot-lleno

Muchos consideran la música de Slipknot de mucho ruido y pocas nueces, y a veces no les falta razón, hay cortes que parecen clónicos y que sólo buscan abrumar por su contundencia y rapidez, sin embargo, cuando se ponen serios son capaces de crear temazos que además de ofrecer fuerza y energía, ofrecen melodía y calidad, mientras que “People = Shit” es un tema ideal para desatar las hostilidades y encender al público, otros como “(sic)”, “Get This”, “Unsainted” o “Disasterpiece” se me hacen más duros de escuchar, sin embargo la sección formada por “Before I Forget”, “The Heretic Anthem”, “Psycoshocial” y “The Devil In I” es donde encuentro a los mejores Slipknot, esos capaces de encandilar a millones de seguidores alrededor del mundo.

slipknot3

También es cierto que lo suyo no es únicamente un concierto, es toda una experiencia con la que soltar adrenalina, y ahí son unos maestros, es lo que lograron que el público hiciera con el resto del show formado por “Prosthetics”, “Vermillion”, “Custer”, “Sulfur”, “All Out Life”, “Duality” y los bises “Split It Out” y “Surfacing”.

slipknot4

Buena voz de Corey (aunque podemos discutir la idoneidad de su nueva máscara),  buenos guitarrazos de Root, y buen aderezo de Crahan, además del buen hacer del resto de la banda. El Resurrection Fest y Slipknot estaban destinados a encontrarse, han tardado, pero mereció la pena.

Y así, tras sacrificar a Cradle of Filth para no perder el buen sabor de boca, y de disfrutar el tardío pero delicioso buen hacer de The Ocean, abandonamos el segundo día de festival a recargar pilas para lo que nos espera en el cierre del sábado

Juan José Díez y S.A Sánchez.

 

 

Compartir

2 comentarios

  1. Pingback: CRÓNICA: RESURRECTION FEST – Sábado 6 Julio: Lamb of God se erige en el verdadero cabeza de cartel del día – Julio 2019

Deja un comentario