CRÓNICA: SOLDURIOS (Madrid) – Septiembre 2018

0

SOLDURIOS

Sala Sound Stage  – Madrid

15 Septiembre 2018

Ya se venía anunciando que la presentación de SOLDURIOS, el proyecto en solitario de Luisma Hernandez, iba a ser una fiesta en la que estaría muy bien acompañado por grandes músicos, pero sobre todo, amigos.

A pesar de que la cita tuviera lugar a una hora un poco temprana, desde el momento de la apertura comenzamos a ver llegar gente ilusionada y con ganas de escuchar los temas en directos, y más sabiendo que sobre el escenario se iba a contar con invitados de lujo.

Abría la noche Jesus Franco a los teclados para interpretar “Obertura ainulidale”, y tras este saltaban al escenario los tres guerreros que acompañarían a Luisma durante todo el show: Javier Oliva (guitarra; Beethoven R.), Alejandro Martín (batería; Time Simmetry) y Carlos Alcalde (teclados; Against Myself), todos ellos con un símbolo dibujado en la cara, representando la portada del disco.

Comenzamos la noche con “Genio y Figura” para los que se contó con Nacho Ruiz (Universa, exSantelmo, exPerfect Smile) y Elena Aznar (La Dama Oscura, Time Simmetry, Solfamidas) a las voces. Con todo lo que vendría después la actuación de Nacho y Elena ponía el listón muy alto, vocalmente hablando; dos voces sólidas y muy bien consolidadas entre sí. Sí echamos en falta a Fran Soler, aunque pudimos disfrutarlo durante la noche, pero no adelantemos.

SolduriosSoldurios

“Sin razón de ser” dio paso al escenario a Marko Vrtovek (Nagasaki) y Jesus Izko (Nudo) a la voz, Jorge Domingo (Indenakin) a la guitarra y Elena Álvarez (Barbara Black) a los teclados, y tras esta “El talismán” sería interpretado por Dave Rubio (Time Simmetry) a la guitarra, Cersar Ortiz (exNocturnia) y Elena Aznar.

Estaba siendo una noche cañera, con buen heavy, con invitados de lujo (y no que nos quedaba por ver), con un Luisma algo nervioso porque todo saliera bien pero feliz viendo como su sueño se cumplía y como el publico coreaba los temas.

Un cambio de última hora hizo que los invitados para “Vulnerables” tuvieran que adelantar posiciones y Nacho Ruiz y Miguel Rocha (Gauntlet) tomaron el mando de los micrófonos mientras que Ix Valieri (037) se disponía a dar caña a las seis cuerdas de su guitarra.

SolduriosSoldurios
Breve parón para dar paso a “Sirenas”, el tema instrumental de la noche, en la que, como dos sirenas, Irene Martín y Araceli Ejarque dejaban al público embaucado con sus coros mientras el resto de instrumentos, a los que se unían José Ángel Pérez al violín y David Pérez a la guitarra, interpretaban el tema.

La sorpresa de la noche llegó cuando Luisma dedica los siguientes temas a los “mas peques” de la sala, que no eran pocos, ya que tanto los músicos como gran parte del público habían acudido en familia a una noche tan especial.

Se unieron Juanjo Hernandez (Indenakin) a la batería, Pelayo Gutierrez (Indenakin) al bajo,  Iván Díaz (Alien Rockin’ Explosion) a la guitarra y Miguel Ramalleira (Ekyriam) a la gaita, la cual llamó bastante la atención por llevar una cabra tallada en ella. Comenzaron la sonar las primeras notas de “Volaré” de la BSO de la película de pixar Brave, con Araceli a la voz principal, que tras esta dio paso a Irene que se encargó de interpretar “Suéltalo” de Frozen, la cual no coreaban solo los pequeños, os puedo asegurar que la sala entera se vino arriba (incluyendo a los mas rudos).

SolduriosSoldurios
“Tu”, que tuvo que ser atrasada unos puestos por problemas con alguno de los invitados, tuvo su momento de gloria y Luisma presentó a Jorge Salán, compañero de batallas y, a mi parecer, uno de los mejores guitarristas del país. A falta de Alberto García (Beethoven R.), Marko Vrtovek e Isaac Palón (exUniversa) tomaron las riendas para interpretar el que fuera el tema mas romántico de la noche.

En “Rival o Autómata” Cersar Ortiz se unió a Isaac Palón un duo de voces impresionante que junto a Ismael Gutierrez (Tete Novoa) a la guitarra e Ismael Filteau (Silver Fist) a los teclados, volvían a inundar la Sound Stage de puro heavy metal.

Soldurios Soldurios
Estábamos llegando al final de la noche y aún nos faltaban invitados conocer, así que con “Macho Alfa” Jon Marquez (Krait) fue el encargado de la guitarra junto con el resto de músicos de la banda principal a los que se unió Miguel Rocha a la voz.

Punto de inflexión con “Ángel dormido”, un tema acústico en el que Luisma Hernandez se quita el bajo y el resto de músicos bajan del escenario para dar paso a las guitarra acústicas de Ana Casatejada y Jose Javier Tudela. El propio Luisma fue el encargado de poner voz al tema, y Ana le acompañó con los coros.

Igual que para cerrar el disco, para cerrar la noche llegó “Soldurios”, un tema muy especial para uno de los más pequeños de la sala, y al que le fue dedicado, el hijo de Luisma que cantó el tema de arriba a abajo y demostró que de padres artistas… (imaginaros el resto). Volvieron los músicos al escenario a los que se unió además Nacho de Carlos (Lujuria, exArs Amandi, exSilver Fist) a la guitarra, el violín de Jose Angel y la gaita de Miguel Ramalleira, con uno de los grandes duos vocales de la noche con Marko e Isaac. El tema más folk metal de la noche donde Isaac sorprendió con una voz rota, “imitando” a Oscar Sancho que fue quien puso voz al tema en la grabación original. Para mi una de las mejores interpretaciones de la noche.

Soldurios Soldurios
Y como hubo un par de invitados que no llegaron a tiempo para subirse en un tema por problemas de horarios decidieron repetir dos temas en los bises, y todos estuvimos muy agradecidos por ello ya que pudimos volver a disfrutar de “Genio y Figura” esta vez con Fran Soler (Adamantia) a las seis cuerdas y de “Tú” con Alberto García que interactuó con todos lo músicos del escenario, algo que sí eché en falta en el resto de actuaciones, ya que a excepción de pocos momentos durante la noche, no fue lo más visto. Es cierto que al ser tantos invitados diferentes en cada tema, muchos de ellos subían e interpretaban su parte lo mejor posible, procurando no salirse del guión; además el poco espacio del que disfrutaban sobre el escenario también impidió que los músicos se movieran tanto como deseaban.

Soldurios Soldurios

Y con todo lo dicho anteriormente fue una noche de heavy metal bastante diferente a lo que estamos acostumbrados, con músicos subiendo y bajando, con caras conocidas en el mundillo y con otras más nuevas, con grandes sorpresas (para muy bien) y descubrimientos.

Ahora solo nos queda esperar poder volver a repetir una noche como esta, con los mismos invitados o con otros de los muchos que faltaron.

Soldurios Soldurios Soldurios Soldurios Soldurios Soldurios Soldurios Soldurios Soldurios Soldurios
Redacción y fotos por Irene Kilmister.

Compartir

Deja un comentario