DÉBLER ETERNIA – Perversso

0

DÉBLER ETERNIA – Perversso

Maldito Producciones

8.5/10

DÉBLER ETERNIA, la banda de metal sinfónico de Madrid publica  su nuevo álbum de estudio titulado «Perversso» bajo el sello de Maldito Records. Tras  los adelantos de «Cada Latido«, «Eternia» y «Afrodissia» la agrupación metalera publica el resto de canciones que componen «Perversso«

Débler Eternia es un proyecto musical que deriva de la banda conocida como «Débler» y de la que, tras la marcha de algunos de sus miembros, Ruben Kelsen y Nelson Valenzuela toman las riendas y la rebautizan como «Débler Eternia«.

Para este proyecto cargado de energía e ilusión por la música que aún sigue sanando la herida generada por la pandemia cuentan con Aby Roca al bajo (Bon vivant), Dani Arcos (Bloodhunter) a la guitarra, y Pablo Sabater al violín.

Bienvenidos todos a Perversso…

La intro Abierto hasta Enloquecer, narrada por Ana Escalona nos da la bienvenida a este bar Perversso, sobre el que gira esta nueva historia que vienen a contarnos, basada está basado en la película de Robert Rodriguez «Abierto hasta el amanecer».

Un doble bombo rompe el misticismo y Eternia entra sin freno. Un tema donde vemos a ese Ruben Kelsen heavy que nos deleita con agudos, pero que cuenta también con un potente violín que interpreta una veloz melodía, dando la sensación de querer alcanzar la velocidad de Nelson a la batería. Tema completo donde los haya, ya que cuenta con una parte lenta en la que Rubén se lanza a interpretar también la melodía de piano.

De nuevo es la voz de Ana Escalona la que nos invita a probar un trago de Afrodissia, un tema con arreglos electrónicos, más cercano al sonido de bandas como Alestorm o Beast in Black y en la que cuentan con la sutil participación de Mireia Fontarosa (Knights Of Blood) y Marta Yebra.

Podemos encontrar a ambas en Catrina, un tema de puro folk metal, con un estribillo pegadizo y que puede engañarnos con ese comienzo al estilo corrido mexicano. Un tema que mama de sus maestros, y es que aparte de productor y amigo, Txus di Fellatio y Mägo de Oz han sido una de las grandes influencias de la banda. Así que, con un poco de atención podemos ver las similitudes con Y ahora Voy a Salir de La Ciudad de los Árboles. Y como no podía ser de otra manera Diego Palacio se une con su flauta a esta fiesta para.

Perversso, tema que da nombre al disco, trae con él toda la esencia de Débler. En cada un de los temas, los previos y los posteriores, Dani Arcos deja claro su calidad como guitarrista, demostrando elegancia y técnica en cada uno de los solos que ha plasmado en el trabajo. Aquí sí podemos escuchar con un poco más de fuerza los coros de Mireia Fontarosa.

Un trabajo lleno de recursos y cambiante

Pero si me tengo que quedar con una de todas las demostraciones creo que la balada, Nuestra última canción lo deja más que claro. Y no solo la guitarra hace un trabajo impecable, sino que han sabido combinar todos sus elementos de manera equilibrada y armónica, con un resultado brillante. Destacar la melodía de piano que, evidentemente, no podía faltar, de manos de Rubén Kelsen.

Retomando sonidos y composiciones de sus orígenes encontramos Cada Latido. Fue lanzado como primer single y que apenas nos daba tintes de lo que los madrileños tenían entre manos. Y es que, como hemos ido viendo, se trata de un trabajo lleno de recursos, cambiante y que se mueve entre diferentes géneros, lo que ameniza bastante la escucha.

La verdad es que no se como lo consigue, pero la participación de Carlos Escobedo, esa voz inconfundible, hace que las bandas suenen un poco más a Sôber. Y no por lo evidente de la voz, si no que incluso arrastran a esa vertiente también la parte musical. Así que Melodía de los Malditos tiene un poco de ambos consiguiendo una mezcla interesante.

La siniestra intro de Caperucita Rota nos presenta un medio tiempo seductor que cuenta con el especial dúo vocal de Marta Yebra y Ruben Kelsen. Creo que es sin duda un tema que marca la diferencia dentro del conjunto.

Metal de principio a fin…

Y para esta ocasión Jauría cierra el disco. Nada de covers, temas excesivamente largos o outros. Dobles bombos, voces dobladas, estribillo pegadizo y un violín perfectamente acoplado a un tema metalero que cierra como todo buen disco de metal: con un buen agudo!.

No he dicho nada de Aby durante todo el texto, pero quería resérvamelo para el final. Y es que bien es sabido que el bajo es uno de los instrumentos olvidados, pero a pesar de eso, ¡lo importante que es!. Sutil pero sólido, dándonos pequeños tintes en ciertas partes de los temas de los que podemos disfrutar si prestamos atención, y siendo una base constante durante todo el trabajo.

La verdad es que a pesar del cariño que tenía (y tengo) a la formación anterior, reconozco que Rubén y Nelson han sabido rodearse de unos músicos excelentes con los que explotar y llevar este proyecto al nivel más alto.

Por Irene Kilmister.

Compartir

Deja un comentario