NOCTEM – The Black Consecration

0

NOCTEM – The Black Consecration

Art Gates Records

7/10

Los valencianos nos vuelven a sorprender con este nuevo trabajo de larga duración. El pasado 1 de noviembre veía la luz “The Black Consecration”. Y con este ya van 5 álbumes de estudios. Esta vez han contado con el respaldo de Art Gates Records dejando atrás la conocida Prosthetic Records, lo que es una muestra de que su música va dando pasos de gigante y llegando a un público cada vez más abundante. Buena señal es que discográficas más grandes quieran ser partícipes de su trabajo.

En “The Black Consecration” encontramos una buena ración de lo que los valencianos Noctem vienen haciendo y a lo que estamos acostumbrados. Si a estas alturas todavía no has oído hablar de ellos, preocúpate porque son el nombre y la representación del black metal desde España. Le pese a quien le pese.

Por suerte, el black y el death metal han evolucionado desde que el movimiento se iniciaria y tomara fuerza en Escandinavia, y aunque aquí en España siempre llega todo “tarde”, huelga decir que esta llegada tardía también favoreció el crecimiento y evolución de este género con mezclas de muchos más elementos que la voz gutural, los riffs rápidos y los blast beats.

Siendo un género nada ligero para darle una escucha en cualquier momento del día o situación, estos elementos son los que le quitan un poco de hierro al asunto y le otorgan a la música de Noctem un toque especial sin perder la esencia que siempre les ha caracterizado.

Siete cortes forman el disco, y es que no les hace falta más material para componer un disco de calidad. Una declaración de intenciones es el primer tema “The Black Consecration“, el tema homónimo que da nombre al trabajo y que ya tuvimos la oportunidad de escuchar unos meses atrás, pues se publicó nada más y nada menos que 4 meses antes de que el disco saliera a la luz. El principio nos deja claro que seguimos escuchando a Noctem, esa banda que mantienen sus orígenes pero a la vez, a medida que avanza el corte podemos escuchar partes más melódicas pero siempre acompañadas de un bajo y una segunda guitarra sin descanso. Un final con un rasgueo de guitarra al más estilo Tárrega. Un punto muy a favor es que siempre han dado prioridad a que las voces sean entendibles y se escuchen por encima de los instrumentos. Algo que no todos los grupos de este estilo consiguen.

Con “Sulphur” seguimos transportándonos al universo Noctem, a esa oscuridad que recrean y esos riffs rápidos con gran distorsión y “Uprising of the Impenitents” continua en esta misma línea, aunque sorpresivamente encontramos una parte melódica en la que la guitarra adquiere protagonismo y podemos llegar a escuchar un solo de guitarra.

En “Coven” escucharemos voces rasgadas llegadas del inframundo y una melodía mucho más ligera que acompaña durante todo el tema. “All That Now Belongs To The Earth” es un huracán de principio a fin y con “Let That is Dead Sleep Forever“, pese a ser la más corta del disco, es una canción afilada y agresiva.

El trabajo termina con “Court of the Dying Flesh” y “Dichotomy of Malignancy“, un tema de larga duración y el otro más escueto que nos vuelven a embarcar en el universo Noctem y a su forma particular de hacer black metal.

No es una sorpresa el que admita que no es mi género predilecto, y aunque el disco empezó más que bien y lo cogí con ganas, a medida que se va escuchando se vuelve más complicado y es que es una música densa y complicada de atravesar. Pero sin duda estoy segura que será un trabajo que hará las delicias para los seguidores de este género.

 

7.0
  • 7
  • Nota de los lectores (0 Votos) 0
Compartir

Deja un comentario