10 canciones perfectas de Andre Matos… según nuestra redacción

0

Empezar en el heavy metal en los años 90 fue muy jodido… Todas las grandes bandas andaban separadas, Wacken era todavía un festival más y si buscabas grupos de heavy metal tradicional te quedabas en un páramo desierto y sin futuro. Hubo un tiempo en que Motörhead no llenaba Razz 1, Dio no cantaba sobre dragones, Rob Halford no estaba en Judas Priest ni Bruce Dickinson en Iron Maiden. Tristes años dominados por el chándal metal. Pero afortunadamente hubo una corriente que nunca será suficientemente reivindicada y alabada: el power metal. Gamma Ray, Stratovarius, Grave Digger, Rage y Hammerfall picaron piedra hasta que en los 2000 fueron valorados como merecían.

El power metal fue un fenómeno global de crecimiento lento y cuando llegaron las bandas italianas y brasileñas la cosa se vio arraigada y capaz de crecer. Angra aparecieron, aunque muchos talibanes se mofaban de ellos pues no sonaban a Sepultura. Había heavy metal de calidad más allá de los hermanos Cavalera y Angra lo consiguió a base de calidad y de mezclar progresivo, power metal, música clásica y raíces ancestrales de los pueblos sudamericanos. Estuvieron capitaneados por un tipo muy especial, André Matos, que nos dejó recientemente. Incluso en España va a haber un homenaje merecidísimo a una de las voces definitivas de los 90, que se celebrará el próximo sábado 20 de julio en la Sala We Rock con grupos como Obús, Arwen, Beethoven R., Lujuria, Santelmo, entre muchísimos más. En MaxMetal hemos decidido darle un merecido homenaje con un Top 10 de sus mejores canciones. Parabéns André, ya eres inmortal…

1 “Living for the Night” – Viper – Theatre of Hate (1989) – Jordi Tàrrega

Descubrimos a Viper tras el éxito de Angra y en especial este disco es el mejor de todos los que sacaron. De largo. Me quedo con este tema pues fue el himno definitivo que les representa. Esa entrada a clavicordio con esa letra tan pesimista y en la ue puedes ver a toda una enorme sala cantando la letra ante la emoción de unos Viper reunidos para la ocasión. Un cantante aspira a tener una voz propia capaz de darle al grupo la personalidad y que cuando empiece el tema ya sepas de quien se trata. Viper lo consiguieron, pero tras su paso a Angra les dejó con un material exquisito sin cantante capaz de defenderlo. Su directo de los 90 sin André Matos… en fin, mejor olvidarlo. La parte eléctrica pone la piel de gallina. Qué lástima que este tema sea tan grande en Sudamérica y permanezca desconocido en el viejo continente.

2 “Carry On” – Angra – Angels Cry (1993) – Yolanda Sabater

Con el primer álbum de Angra “Angels Cry” (1993), nacía una de las canciones más aclamadas de la banda y más famosas dentro del power metal.

Y es que la canción lo tenía todo para sobresalir. El principio sincopado de la canción acompañado de silencios marcados que preceden a un riff que va aumentando de intensidad hasta volverse vertiginoso son la antesala para introducir las primeras estrofas de la voz clara y perfectamente entonada de André Matos. Cambios de registro

y arduos agudos engrandecen aún más la voz del cantante que llega al punto álgido para lucirse con el estribillo: “Carry on, it’s time to forget, the remains from the past, to carry on…”. Sus compañeros no se quedaron atrás y el solo que sigue a dúo de Loureiro y Bittencourt es lo segundo mejor de la canción (lo primero es la voz de Matos, por supuesto).

En cuanto a la letra, el tema está formado por dos partes muy claras, donde en la primera se pone en situación de un mundo ciego ante una sociedad estática, y cero cambiante, y el cómo nos alberga la soledad. Pero tras el estribillo, llega la parte de luz, donde empiezan a aparecer máximas de superación y positivismo, una declaración de intenciones a seguir adelante, y nada más claro como el mismo estribillo proclama: “Carry on” (continúa)

Quizás esta primera etapa fue la más clásica y a su vez la más estrictamente power metalera. A principios de los 90 se gestaba la eclosión del power metal centroeuropeo y sin duda Angra fueron sus referentes, de hecho, es muy probable que sean una de las bandas más importantes del mismo, y todo ello sin ser europeos. Sin duda, la figura de André Matos, junto con la formación más clásica de Angra, marcó el comienzo de lo que hoy en día es ANGRA.

Con músicos de la talla de Kiko Loureiro o Raffael Bittencourt (guitarristas), la base rítmica de Luis Mariutti y Ricardo Conffesori, además de la estratosférica voz de un entonces inigualable André Matos, forjaron los comienzos de una insuperable banda que las tenía todas para volar.

3 “Nothing to Say” – Angra – Holy Land (1996) – Javier Oliva

La primera vez que escuché a la banda Angra se remonta al año 2007, cuando estaba totalmente interesado en bandas de power metal tales como Helloween, Gamma Ray, Sonata Arctica, Stratovarius… y me recomendaron que escuchase a una banda, llamada Angra…

Busqué, y la primera canción que oí fue “Nothing To Say”. Me quedé boquiabierto. El nivel de ejecución, en cuanto a instrumentación se dice, es magnífica y magistral: Riffs vertiginosos y solos de guitarra virtuosos, pero sin rozar el paroxismo del que muchas veces hacen alarde los guitarristas del género. Pero nunca podré olvidar lo impactante que fue oír a André Matos moverse por esos registros tan agudos con una soltura aplastante, dando la sensación que podría tocar el cielo con esa voz fina y ligera que tenía. El ritmo del tema es muy pegadizo, muy brasileño.

4 – “Knigths of Destruction” – Viper – Soldiers of Sunrise (1987) Javier Oliva

Indagando un poco más, llegué a escuchar la primera banda de André Matos, Viper y me llamó mucho la atención el tema Knights of Destruction, donde se puede ver esa influencia clara de la época Helloween con kai Hansen en su primer disco Walls of Jericho. ¡Claro! Encantarte Helloween y escuchar esta joyota de Viper… me enamoró soberanamente. Guitarras siempre dibujando melodías, un bajo alocado en comunión con las guitarras y la voz de André ágil, pero rasgada… ¡¡Una pasada!!

5 – “Carolina IV” – Angra – Holy Land (1996) – Jordi Tàrrega

La obra maestra de Angra para muchos es Holy Land y concretamente “Carolina IV”. Diez minutos de combinación de músicas del mundo con heavy metal para narrar los viajes de la era de los descubrimientos. En los tiempos de mi primera carrera mis compañeros no tenían mucho aprecio a mis gustos musicales hasta que irrumpió este tema y quedaron maravillados, especialmente por la enorme voz de André Matos y ese momento de las cuatro subidas de tono. También vieron bailable el inicio de raíces cariocas y el tratamiento de los coros acercándolos a la música clásica. Interludios de metal progresivo y una letra exquisita. Un viaje alucinante que solían tocar en sus primeros tiempos, ¡benditos tiempos! Angra hicieron avanzar el heavy metal como el barco Carolina IV surcó los mares desconocidos. No restemos importancia a la dupla de guitarristas Raffael Bittencourt y Kiko Loureiro, compositores del tema. Loureiro está ahora en Megadeth.

6 – “Make Believe” – Angra – Holy Land (1996) – Jordi Tàrrega

Puede que para muchos el Holy Land peque de que hay mucha balada. De hecho, para mi el disco fue una decepción en su día. Esperaba que todos los temas fueran power metal a lo “Carry On”, pero si le das escuchas y te relajas la música penetra y puedes vislumbrar joyas del tamaño de “Make Believe”, que fue single en su día. Angra conquistó especialmente Francia y Japón, y gran culpa de que llegaran a disco de oro en el Imperio del Sol naciente fue por este tema. Balada rotunda, feliz, de las que te conquistan, y un tema imprescindible para el repertorio de los cariocas. Todo brilla ya desde ese inicio a redoble acompañado por el piano de André Matos. Maravillosos arreglos a teclados que hacen flotar al tema para que el vocalista demuestre que era un fuera de serie. Excelencia en lo percusivo y en las guitarras españolas. Pero el plus aquí lo ponen las orquestaciones de teclado, sólo al alcance de gente con una formación clásica. Pura magia.

7 – Fairy Tale – Shaman (2002) – Jordi Tàrrega

Atreverse a dejar Angra fue todo un hito, aunque Fireworks ya denotaba un cierto desgaste en el seno de la banda. Había momentos brillantes, pero no era una obra maestra como las dos anteriores. Matos voló solo y se llevo a Luis Mariutti y a Ricardo Confessori para su proyecto Shaman (nombre de un tema de Angra). Puede que Angra brillaran con Nova Era, pero Shaman, en este primer disco, Ritual, lo bordaron también. Botón de muestra es esta genialidad titulada “Fairytale”. Adjunto un video con su versión definitiva en directo, en Sao Paulo. Tema 100% André Matos, sosegado, solemne y ampuloso. Su voz sube de forma orgánica y va dotada de una carga sentimental tremenda, acentuada por lo profético de sus letras… “La vida es corta y la espera es larga. Lejos, las estrellas, se apagarán con el amanecer”. En este video puedes percibir perfectamente el genio de André Matos.

8 – “Letting Go” – André Matos – Time to be free (2008) – Yolanda Sabater

Con Time to be Free, llegó el momento estrella de André para lucirse como solista bajo sus propias reglas. En esta nueva aventura musical le acompañaron Luis Mariutti al bajo, Hugo Mariutti en la guitarra (con el que Matos ya coincidió al inicio de su carrera, grabando a los 15 años su primer disco con Viper), Fabio Ribeiro (antiguo ex teclista de Angra), André Hernandes (guitarra) y Eloy Casagrande (batería).

Time to be Free llegó en el momento adecuado, ese en el que todos vimos que André Matos necesitaba salir de las rejas de otros proyectos y por fin pudo dar rienda suelta a su imaginación e inquietudes. Toques sonoros diferentes, arreglos orquestales y trazos experimentales.

Con Letting Go Matos recupera esos toques powermetaleros próximos a los trabajos en sus orígenes, que ya hacía 15 años que habían salido al mercado y para mí es la canción necesaria y continuación de lo que en su día fue “Carry On”. Con una letra marcada otra vez al principio por el desánimo y el abatimiento, resurgen a medida que avanza el tema nuevos aires de superación y optimismo, recuperando incluso la característica expresión “I’d like to know how to carry on…” ¿Coincidencia? Yo creo que no.

 

9 – “Separate Ways” – André Matos – Time to be free (2007) – Nathan Jodar

 Aunque no es un tema del propio Matos, la versión que hace de este mítico tema de Journey es sencillamente espectacular, tanto a nivel musical como vocal, llevando a cabo una transición metalera y melódica del tema original y con un André que aborda el tema y que nos hace transportar a que el tema en realidad es cantado por Tobias Sammett, a quién creo que tenía una voz muy parecida y en los temas de Avantasia era una tarea peculiar diferenciarlos (véase el caso de “Blizzard On A Broken Mirror”, e incluso a una versión más heavy del propio Steve Perry.

10 – “Rio” – André Matos – Time to be free (2007) – Nathan Jodar

Dentro del ya mítico “Time to Be Free” destacan diversos temas como la inicial “Letting Go” que ya se ha comentado más arriba, el medio tiempo “Face The End” o la majestuosa “A New Moonlight“. Sin duda uno de los temas que más desapercibido pasa es este “Rio”. Tema que está dedicado a su Brasil natal y que es cantado con una garra y una fuerza solo propia de este cantante que tantos grandes temas nos dio y que sin duda persistirá en nuestra memoria para siempre.

.

Os recordamos que el próximo 20 se realizará en Madrid un gran homenaje a Andre Matos. Todos los detalles en la noticia:

Un gran homenaje a ANGRA se celebrará próximo 20 de julio en Madrid

 

Compartir

Deja un comentario