CRÓNICA: DARK TRANQUILLITY + EQUILIBRIUM (Madrid) – Abril 2018

0

DARK TRANQUILLITY + EQUILIBRIUM 

MADRID – 12 ABRIL 2018

SALA BUT

La situación de los suecos Dark Tranquillity me ha llevado a enunciar lo que llamo la paradoja de la calidad, es decir, esa evidente contradicción que ante una mayor calidad en tus discos, tu tirón en directo se reduce. Y es que eso parece ocurrirle últimamente a Mikael Stanne y los suyos.

Desde “Character” en 2005, sus discos han seguido una línea ascendente en cuanto a calidad, ganando matices y adquiriendo cada vez una mayor musicalidad, sin embargo, cada vez que vuelven de gira, tocan en salas de menor capacidad y parece que su base de seguidores decrece. ¿Qué locura es esta?

Porque lo cierto es que realizaron un concierto sobresaliente, eso pese a algún que otro problema con el sonido del micro que por momentos se dejaba de oir, y a un abrupto fin de show en el que tuvieron que eliminar “Lost to Apathy” del repertorio para cumplir con el posterior horario de apertura de la Sala But como discoteca.

Antes de todo esto, Equilibrium había realizado un concierto digno, pero con muy mal sonido, altísimo y sucio en líneas generales y en el que me resultó inexplicable la gran cantidad de elementos pregrabados. Si buena parte de la personalidad de tu música radica en teclados y otros adornos, llevarlos sampleados no es una buena idea. Eso sí, el público disfrutó, y el final con el “Born to be Epic” hizo honor a su nombre.

Afortunadamente el sonido de Dark Tranquillity fue mejor, costó afinarlo dos temas, pero tras ese inicio un poco más errático, el resto permitió disfrutar del buen hacer de una banda inmersa en dicha paradoja de calidad. Es cierto que su música no es muy coreable, accesible, ni invita a desatarse en concierto con ella, pero rebosa de tanta elegancia, calidad y matices, que es todo una delicia para los sentidos.

dt1

Como viene siendo habitual en ellos, cada tema estuvo acompañado de una efectista proyección videográfica, una marca de la casa que siempre se agradece. Desde hace tiempo, Niklas Sundin no gira con la banda, pero la formación que presentaron estaba fuera de toda duda, nada más y nada menos que Christopher Amott (hermano de Michael y ex Arch Enemy) y Johan Reinholdz, que unidos al ya asentado Anders Iwers al bajo, y los sempiternos Jivarp y Stanne a teclados y voces, componían un sexteto de altura.

dt2

Por este último, Stanne, siento especial debilidad, es uno de esos frontman que transmiten buen rollo, además las dos tesituras de su voz son una delicia, tanto la voz limpia grave (casi típica del gótico) como la gutural.

dt3

No hubo descansos, ni retirada para bises, ni discursos vacíos… música, música y música para firmar una gran actuación. Lástima de ese final abrupto que nos dejó sin “Lost to apathy”, menos mal que uno de los mejores temas del metal de la historia como “Misery’s Crown” dejó buen sabor de boca, ahh, y lástima de la maldita paradoja.

 

Juan José Díez

  • Encircled
  • Monochromatic Stains
  • Clearing Skies
  • The Treason Wall
  • The Science of Noise
  • Forward Momentum
  • The Mundane and the Magic
  • Final Resistance
  • Atoma
  • Force of Hand
  • Icipher
  • Terminus (Where Death Is Most Alive)
  • Inside the Particle Storm
  • The Wonders at Your Feet
  • When the World Screams
  • ThereIn
  • State of Trust
  • Misery’s Crown
Compartir

Deja un comentario