CRÓNICA: HEAVEN SHALL BURN + AUGUST BURNS RED + WHITECHAPEL + IN HEARTS WAKE

1

HEAVEN SHALL BURN + AUGUST BURNS RED + WHITECHAPEL + IN HEARTS WAKE

MADRID – 24 MARZO 2018

SALA BUT

Menuda nochecita se vivió en la céntrica Sala But, cuatro bandas a cada cual más cañera  y un público entregado que se mimetizo con la energía de las canciones no parando de saltar, lanzarse a la multitud desde el escenario, corear todos los temas, hacer  crowdsurfing y circle pits, y como no, el típico headbanging de estos conciertos, una frenética actividad de la que más de uno tardará en recuperarse.

IN HEARTS WAKE

Y es que menudas bandas, el primer turno fue para los australianos In Hearts Wake, que poco después de encabezar un gira por nuestro país por salas más pequeñas, se embarcó en la difícil labor de abrir para otras tres bandas.

¿El resultado? Ellos geniales, lo malo que su show se hizo súper corto, aunque tiempo más que suficiente para disfrutar una vez más de todas las virtudes de esta banda que crece a pasos agigantados.

ihw1

“Overthrow”, “Breakaway”, “Healer”, “Departure (Death)”, “Warcry”, “Earthwalker” y “Refuge” fueron los temas elegidos, caracterizados por un buen sonido, y la entrega generalizada de público y banda.

ihw2

Como viene siendo habitual, hubo momento barca hinchable por encima del público. Supo a poco.

WHITECHAPEL

Primera vez que veía en directo a los americanos Whitechapel, una banda con un estilo más duro que su predecesor, un deathcore con el que personalmente me cuesta más conectar, pero con el que el público disfrutó de lo lindo. Al menos, eso podía deducirse al ver salir del centro de la sala hordas de jóvenes sudorosos a tomar aire y recuperar fuerzas para volver a la batalla poco después.

whitechapel

Sinceramente, creo que la tercera guitarra en este grupo es algo más que testimonial, musicalmente no aporta una gran diferenciación, aunque eso sí, al igual que In Hearts Wake, todo sonó a las mil maravillas. Teniendo en cuenta que es una música un poco difícil, todo sonó en su sitio.

Tocaron “Dementia”, “Faces”, “Elitist Ones”, “Let Me Burn”, “Mark of the Blade”, “Our Endless War” , “The Saw is the law” y “This is Exile”

No estuvo mal, pero me convencieron menos que In Hearts Wake.

AUGUST BURNS RED

Admito que no soy imparcial con esta banda, era la cuarta vez que la veía, y al igual que las anteriores, me aburrió. Me volvió a sonar monótona, lineal y falta de originalidad. Imprime mucha fuerza, sí, pero es de esas veces que la frase “potencia sin control” toma verdadero significado.

abr1

Por otro lado, hay que reconocer que la gente vibró con el mismo entusiasmo que con el resto de bandas, pero un servidor tuvo la sensación de estar escuchando la misma canción una y otra vez. Sonaron “King of Sorrow”, “Empire”, “The Frost”, “Spirit Breaker”, “Ghost”, “Invisible Enemy”, “Dangerous”, Composure”, “Float” y “White Washed”

HEAVEN SHALL BURN

Tenía muchas ganas de ver a los alemanes en un concierto propio donde todo esté como ellos quieren, es decir, no con un sonido de festival, o de teloneros de otras bandas (forma en las que les había visto anteriormente). En esas ocasiones se podía atisbar la calidad de la banda, pero ni mucho menos se acercaba a lo que se escuchaba en sus discos.

Después de este ABISMAL conciertazo, puedo respirar tranquilo, por fin pude catar la verdadera  envergadura del directo de Heaven Shall Burn, sonidazo, temas que suenan a las mil maravillas, una banda simpática y cercana, y unos temas que transmiten una potencia desbordante.

hsb1

El comienzo fue de los que dejan sin resuellos, encadenando “Downshifter”, “Bring the war home” y “The Weapon They fear” sin descanso, ni ninguna otra palabra… El público respondió tan efusivamente, que la banda pidió que por favor, se divirtieran, sí, pero que tuvieran cuidado con el resto de gentes, que aquello trataba de divertirse y no de hacerse daño.

Y es que esa fue una constante, una audiencia entregada que permanentemente invadía el escenario para lanzarse de cara, de espaldda, de lado a la multitud y surfear un rato sobre las cabezas…Así llegaron “Land of the Upright Ones”, “Counterweight”, la versión de Edge of Sanity “Black Tears” y un “Corium” que sonó magistral. (por cierto, si no lo habéis visto, os recomiendo el videoclip que tiene unas imágenes preciosas)

hsb2

La banda pedía alzar los puños y el seguimiento era masivo, la banda pedía saltar, y se estremecía el subsuelo madrileño, la banda cedía el micro a la gente, y esta respondía con ganas… daba igual el tema en sonar, (“The Final March”, “Passage of The Crane”, “Profane Believes”), la efusividad no descendía, era tal el fervor, que repartieron agua para de ahí atacar con otros contundentes “Combat”, el reivindicativo grito vegano “Voice of the voiceless” y el ampliamente coreado, “Hunters will be hunted”.

Para los bises, un “Endzeit” cuyo estribillo logra uno de esos momentos perfectos de comunión al grito de we are, we are, we are, the final ones y como punto final la versión del “Valhalla” de Blind Guardian, perfecto epílogo de una actuación memorable.

¿Para cuando la próxima?

Texto: Juan José Díez

Fotos: S. A. Sánchez

Compartir