CRÓNICA: Robe Iniesta, no quedan sombras del pasado (Octubre 2021)

3

ROBE INIESTA

31/10/2021

SANTIAGO DE COMPOSTELA – MULTIUSOS DO SAR

PROMOTOR: BRING THE NOISE

Robe Iniesta no necesita presentación. Su extensa carrera le precede y no es de extrañar que si con Extremoduro hacía sold out allá donde iba, 3000 personas se congregaran ayer para verle. Todo ello sumado a que iba a ser de los primeros conciertos tan multitudinarios post-pandemia de pie, hizo que la noche de ayer fuera única. La verdad que es emocionante poder volver a esto.

La promotora ya preveía este éxito, e hizo bien cambiando la ubicación del concierto al Multiusos de Sar, con una infraestructura mayor que albergó a buena parte del público en pista, aunque igualmente las gradas estuvieron bien pobladas.

Para evitar embotellamientos, las puertas se abrieron 2 horas y media antes del concierto y eso evitó grandes esperas y facilitó que el recinto se fuera llenando poco a poco. Todo un acierto.

Puntual Robe salía al escenario al son de la introducción instrumental de Hoy al mundo renuncio, con todos los músicos ocupando sus posiciones. Y es que Robe no ha querido escatimar en músicos que le acompañen en esta gira. Con este primer tema entrábamos en calor y desde la primera nota las primeras filas corearon con Robe todos los temas de principio a fin.

Sin tregua Robe daba paso a Guerrero, tema que pertenece a su primer disco en solitario Lo que Aletea en Nuestra Cabeza. Esta primera parte del concierto se centró en temas de sus dos primeros álbumes, con algunos tintes de Extremoduro.

Los músicos que acompañan a Robe iban tomando protagonismo y en poco tiempo nos dimos cuenta de que son músicos con dilatada formación profesional, pese a la corta edad de algunos. Carlitos Pérez al violín, que interpretó todas las partes eléctricas de los discos. Sin duda unos arreglos muy conseguidos que resultaron en un sonido transformado que en directo suena a las mil maravillas sin perder la esencia de Robe y Extremoduro.

David Lerman no se queda atrás, y en tan sólo los primeros tres temas ya le vimos coger el mástil del bajo, tocar el clarinete y el saxofón. Con la misma soltura en cada uno, impresionante. Woody Amores a la guitarra solista mientras que Robe cogió la guitarra en la mayoría de canciones a modo de guitarra rítmica. Álvaro Rodríguez a los Hammond, Alber Fuentes a la batería y Lorenzo González a los coros.

Con el tercer tema llegaba la emotiva Si te vas… Tema que avivó aún más al respetable y que hizo vibrar a todo el público. En algunas partes se escuchaba más al público que al propio Robe.

Seguía el concierto con El cielo cambió de forma, con una introducción flamenca y la mítica So Payaso, tema que invita a saltar, a bailar y a dejarse la voz. Volvimos a sus primeros discos con Contra todos y Un suspiro acompasado, temas con gran parte instrumental en la que hubo partes solistas de violín, clarinete, guitarra, teclados…

Los dos últimos pases de esta primera parte volvían a devolvernos a la época con Extremoduro, a la más reciente con sus últimos dos discos El camino de las utopías y Dulce Introducción al caos.

Dejando la atmósfera en todo lo alto con estos dos últimos temas, Robe se despedía del escenario y anunciaba un descanso de 30 min para recuperar fuerzas y volver a la carga. Quizá un parón de 30 min corta demasiado al público, pero viendo todo lo que nos esperaba después, está más que justificado para el de Plasencia.

Tras este parón, Robe y cia volvían a escena al son de Interludio, tema que abre su último trabajo Mayéutica. Y así, como quien no quiso la cosa, no hubo pausa entre tema y tema e interpretaron Mayéutica de principio a fin. Cabe decir que las canciones del disco combinan a la perfección en directo y están dispuestas en un orden tan exacto que al sucederse mantienen la atmósfera y la fluidez del concierto.

Con sus momentos álgidos, sus momentos de tempo lento y las partes instrumentales, fueron 45 minutos de interpretación sin respiro, que se pasaron demasiado rápido.

Cuando parecía que ya no iba a poder superarse, en los bises tenía preparados dos de los platos fuertes de la noche, Standby y La vereda de la puerta de atrás. Dos himnos imperecederos de Extremoduro y que nos advertían indirectamente que la noche estaba llegando a su fin.

El cierre corrió a cargo de Y rozar contigo y el culmen llegaba con Ama, ama y ensancha el alma. Con el final de este tema, Robe marchaba del escenario y dejaba a los músicos su momento de intervención. Tras el cual salió y junto con sus compañeros de fatiga se despidió del público con una más que merecida ovación.

Robe volvió a demostrar una vez más su talla sobre el escenario y que se encuentra en muy buena forma. No hay más que ver el concierto que ofreció durante más de dos horas y media.

Esperemos que lo de Extremoduro se diluya y sí podamos volver a verles llenando estadios, que es lo que se merecen.

Setlist Robe:

  1. Hoy al mundo renuncio
  2. Guerrero
  3. Si te vas…
  4. El cielo cambió de forma
  5. So Payaso
  6. Contra todos
  7. Un suspiro acompasado
  8. El camino de las utopías
  9. Dulce introducción al caos
    -DESCANSO-
  10. Interludio
  11. Primer movimiento: Después de la catarsis
  12. Segundo movimiento: Mierda de filosofía
  13. Tercer movimiento: Un instante de luz
  14. Cuarto movimiento: Yo no soy el dueño de mis emociones
  15. Coda feliz
  16. Standby
  17. La vereda de la puerta de atrás
  18. … Y rozar contigo
  19. Ama, ama, ama y ensancha el alma

Crónica: Alejandro López
Fotos: Yolanda Sabater (@yoli_photo)

Compartir

3 comentarios

  1. Enhorabuena por la crónica! Solo un apunte, ese setlist no es el que sonó en Santiago. En lugar de Golfa tocaron So Payaso y en lugar de Locura transitoria tocaron El camino de las utopías.

  2. Pingback: Conciertos de fin de gira de Robe en Madrid y Barcelona - Max Metal

Deja un comentario