SLOWBURN – Rock n’ roll rats

0

SLOWBURN – ROCK N’ ROLL RATS

FIGHTER RECORDS

7,5/10

 

En los últimos años nuestro país no se ha escapado del auge de la nueva ola de heavy metal tradicional. Hemos podido observar el surgir de múltiples bandas como Leather Heart, Witchtower, Hitten, Evil Killer, War Dogs y un montón más que poco a poco se van añadiendo a la causa. Desde Madrid nos llega el primer material de otra banda de corte clásico llamada Slowburn, formada en 2015 y que cuenta en sus filas con miembros de Rancor y Dark Moor entre otros.

A primera vista, la portada inspiraría algo musicalmente bastante diferente a lo que nos terminamos encontrando a la práctica: un sonido en el que claramente se pueden apreciar influencias cruzadas entre diversos estilos de metal tradicional. Una base que recuerda a un híbrido entre la NWOBHM y Riot, y sobre la cual van tocando diversos palos, haciendo de casi cada canción un mundo distinto al de la anterior.

El álbum da comienzo de forma atronadora con Still in the fight, fácil de recordar tanto a nivel de riffs como a nivel de melodías vocales, y que me recuerda en gran medida al sonido de la NWOBHM (en particular me vinieron a la cabeza Tygers of Pan Tang al escucharla). El riff principal de Clever than you tiene una cierta retirada a alguno que yo recuerdo de Loudness, y el vocalista J.C. Warrior sigue insistiendo en enérgicos tonos que mantienen la atención del oyente. Cierto es que su voz no es precisamente prodigiosa, pero su capacidad para modularla y así sacarle máximo partido es digna de elogio.

Metallist supone un sorprendente incremento de velocidad ante el heavy metal vacilón y a medio tiempo que predominaba hasta entonces. El sólido trabajo a las seis cuerdas de Mario Cano y Óscar Hernández se ve especialmente acentuado en la homónima Rock n’ roll rats, ciertamente más oscura y con tímidos toques de stoner, así como ocurre en Head in a box (en la cual, por cierto, J.C. Warrior amplía su repertorio vocal y se luce de forma considerable).

La estrofa de Run out se asemeja mucho a Hearts on fire de Hammerfall (demasiado me atrevería a decir), pero no deja de ser un tema poderoso y bien construido. En Victims of ambition nos encontramos con un sonido claramente encarado hacia la majestuosidad de Iron Maiden, por los cabalgantes riffs, las melodías e incluso el modo de entonar de J.C. Warrior. Acercándonos al final del álbum, los madrileños practican una extraña e interesante combinatoria entre la base rítmica y los riffs en Night protectors, y rematan su debut con la hardrockera Vigilantes, cantada en castellano a diferencia del resto del álbum.

Nada mal el debut de esta nueva banda madrileña. Slowburn destacan en él por mostrarse tremendamente eclécticos, pues dentro de que tienen su propio toque personal su sonido se alimenta de elementos completamente distintos en cada uno de sus temas. Pocos temas se asemejan excesivamente entre sí, y eso es algo que sorprende hoy en día.

Marc Paradell

7.5
  • 7.5
  • Nota de los lectores (0 Votos) 0
Compartir

Deja un comentario