SONS OF APOLLO – MMXX (Deluxe edition)

0

SONS OF APOLLO – MMXX

Inside Out

8/10

Es difícil no tener las expectativas altas cuando se trata de una banda como Sons of Apollo. Con músicos de la talla de Jeff Scott Soto a la voz, Ron Thal «Bumblefoot» a la guitarra, Billy Sheehan al bajo, Mike Portnoy a la batería y Derek Sherinian a los teclados, todo lo esperable se queda corto.

Con su primer trabajo, Psycothic Symphony, dejaron el listón bien alto con un metal progresivo con toques de hard rock y sin sonar ni cercanos a Dream Theater con los que mucha gente los comparó.

Debido a este primer álbum, este segundo MMXX, generó mucha expectación y muchas eran las noticias que se agolpaban días previos al lanzamiento del disco. La banda hizo de las suyas y coincidió la entrada de este nuevo año MMXX (2020) con el lanzamiento del disco.

Entrando en materia, le he dado unas cuantas vueltas al disco y cada vez que lo escucho descubro detalles nuevos. Es un disco con mucha parte conceptual, y creo que no todo el mundo estará de acuerdo en que supera con creces a su primer disco. Difícil era. Eso sí, merece la pena darle varias escuchas cariñosas, puesto que va mejorando oportunidad tras oportunidad.

Con el primer corte «Goodbye Divinity», empiezan con un tema que da la sensación que sea instrumental. Un inicio lento y melódico pero nada más lejos de la realidad, pues hacia la mitad se introduce la voz de Jeff y el resto de instrumentos aumentan de intensidad y carácter para acabar de forma más cañera. No puede faltar una parte de riff de la mano de Ron a la guitarra con gran distorsión.

«Wither to black» nos muestra un carácter mucho más movido y durante la parte solista llevan la voz cantante tanto Derek a un teclado Hammond como Bumblefoot a la guitarra, dos partes que salen bien compensadas durante todo el tema.

«Asphyxiation» nos traslada a un estilo mucho más industrial con solos de guitarra y teclados, que no faltan en ninguna de las canciones, pero voces mucho más truncadas y una distorsión latente. Sin duda, uno de mis temas predilectos del disco es «Desolate July«, que precisamente publicaron como single. Introducido por unas campanas y una melodía como sacada del alma del bosque que antecede a una voz cristalina de Jeff que seguidamente cuando entra en contacto con los demás instrumentos se vuelve más intensa y fuerte.

Nos tienen acostumbrados a temas extensos, y así pasa con el siguiente corte «King of Delusion«, con un toque de psicoledia y con gran carga instrumental durante todo el tema, casi 9 minutos de música cruda y una letra que habla sobre el fracaso y de sueños truncados. Temática similar comparte «Fall to ascend«.

«Resurrection Day» ha sido un corte para mi difícil de asimilar. Me ha costado encontrar el hilo conductor que me llevara a Sons of Apollo de vuelta pero reconozco que he encontrado reminiscencias con Deep Purple y que está bien innovar e introducir toques modernos y más industriales a tu metal progresivo de base. Especial sobre todo las escalas ascendentes y descendentes recurrentes inspiradas en música hindú u oriental, o al menos es a lo que me recordó.

Sin duda la guinda del disco viene con «New World Today», un final de nada más y nada menos que 15 minutos. Una amalgama de estilos y de todo lo que nos habían presentado en el disco anteriormente. Todo un viaje por los sonidos más profundos de Sons of Apollo.

Además, en la edición deluxe, que podéis encontrar en todas las plataformas digitales, han añadido pistas instrumentales exclusivamente de cada corte y pistas a capella (sólo con la voz de Jeff a canon en algunos temas). Un enfoque diferente y verdaderamente asombroso. Que en la masterización ha quedado brillante.

Esperemos que la banda siga manteniendo la calidad y habrá que esperar a ver cómo defienden el disco en directo.

8.0
  • 8
  • Nota de los lectores (0 Votos) 0
Compartir

Deja un comentario