LEPROUS – Pitfalls

3

LEPROUS – PITFALLS

CENTURY MEDIA

6 / 10

Que los noruegos Leprous es una bandaza con mayúsculas es algo tan claro que adquiere visos de tautología, no admite discusión. La calidad y complejidad de sus composiciones, unido a la originalidad y personalidad de su propuesta musical los vuelve únicos. Disco tras disco sorprenden a propios y extraños dando una vuelta de tuerca extra a su creatividad, pero han llevado esto tan al extremo que han acabado desdibujándose un poco, cuesta conectar con la identidad de la banda.

Hallar en su nuevo trabajo «Pitfalls» las palabras metal o rock, improntas más que presentes en el pasado, es tan difícil como encontrar el sabor de una naranja en un zumo de tetra-brik. En su afán por llevar la elegancia de sus canciones al extremo, se han anathemizado, (verbo que uso desde los últimos discos de los ingleses Anathema, ejemplo claro de cuando la musicalidad se les va de las manos), perdiendo parte de su fuerza.

 

Nunca fue una banda de escucha fácil, la verdadera dimensión de sus discos se descubría tras varias escuchas o tras disfrutarlos en directo, pero en este disco la asimilación cuesta más que en los anteriores, y por ejemplo, uno  de sus puntos fuertes, como los cambios de ritmo efectistas, han quedado reducidos a la mínima expresión. Musicalmente siguen sentando cátedra, pero globalmente me siento algo decepcionado. Habría preferido que recurrieran a un patrón más reconocible y que no abusaran de unos temas tan cadenciosos y lentos.

Juan José Díez

6.0
  • 6
  • Nota de los lectores (3 Votos) 7.2
Compartir

3 comentarios

  1. No entiendo muy bien la puntuación.
    Como bien dices este disco es tremendo («Musicalmente siguen sentando cátedra»), pero para según que gustos. Que no se encuentre rock, no mencionemos metal, en este disco no merece que le pongas una puntuación tan baja. Yo quedé enamorado el grupo con Billateral y con Coal y The Congregation perdí todo adjetivo. Bajaron nivel con Malina, que no es mal disco pero quizás muy plano . Pero este me parece musicalmente una pasada, con sonidos increibles y una última canción formidable. Que le faltan riffs y menos Einar Solberg (no vocalmente, donde está a un nivel inmenso, si en partes de arreglos y sintetizadores desde su teclado), que le falta más fuerza por parte del machine Baard (aunque es junto a Einar lo que suela)… pues claro.
    Gente metalera podrá decir que no es de su gusto, yo echo de menos la influencia de Ihsahn (creo que se escribe así) y espero que el próximo disco vuelva, pero un disco de 6 no es, yo no lo bajaría de 8.

    Un saludo

Deja un comentario