CHICANOS – America

0

CHICANOS – America

Autoeditado

7.5/10

Los amantes del hard rock están de enhorabuena por que los tarrraconenses  Chicano vuelven con un nuevo trabajo bajo el brazo. Para quien no los conozcan, son una banda formada en 1995 con la intención de plasmar y transmitir con canciones las experiencias, las inquietudes y los sentimientos de cuatro grandes amigos Damián Chicano (voz), José Suller (guitarras), Miguel. A. Olmedo (bajo) y Óscar Doménech (batería). Una vez cogieron rodaje en su tierra natal decidieron salir a probar suerte por el resto de España y, durante los primeros años, ganaron premios nacionales y crearon interés, tanto entre el público como en los medios de comunicación experimentados.

Sin embargo, a pesar de llevar más de dos décadas, hoy tenemos su recién nacido tercer disco entre manos, America que fue publicado el pasado 27 de septiembre.

A lo largo de su historia Chicano ha sido una banda que componía tanto en castellano como en inglés y, por tanto, no podía ser de otra manera y este disco se completa con 12 temas cantados en inglés a los que se añaden 5 bonus track en castellano. Según vamos recorriendo este trabajo, y vamos pasando temas tras tema, podemos encontrarnos con que no se trata tan solo de una banda de hard rock más, si no que tienen claras influencias del rock más clásico o incluso podemos detectar toques de rock y blues.

Una escucha amena, que alterna temas más puramente hardrockeros, más cañeros, como  Second Chance y Remedy, las encargadas de abrir el disco, Fly o Walking in the rain, con medios tiempos, que dan algo más de calma al oyente y  dejan respirar los sonidos, como I see the light, Firewoman o Discretion, elegida para ser el primer adelanto, en formato vídeo clip y  que se lanzó a finales del mes de junio. También nos sorprenden con ritmos del más puro blues rock en Don’t you cry. Pero tantos son los cambios que podemos encontrar que hasta Damián se atreve con un atisbo de rap en Tell me what you want, que le queda de lo más yankee.

Ritmos elegantes y fluidos de las manos de José Suller, que recorre las seis cuerda a las mil maravillas y que demuestra su saber hacer en cada solo, forman un perfecto tándem con las melodías vocales de Damián, que están perfectamente acompañadas por coros muy bien empastados en cada tema. Unas baterías perfectamente elegidas, con ritmos sencillos, pero sólidas y muy bien ejecutadas, sirven de colchón donde pueden asentarse el resto, incluida la increíble labor que Miguel. A realiza con los bajos desde el primer segundo del disco.

Entre caña y medio tiempo nos encontramos con la balada por excelencia, y es que los rockeros somos de todo, pero lo que más somos es románticos, y nunca falta una balada en un disco de rock. Así es como llega Never say goodbye, que ya solo con el título nos cuenta las intenciones de este tema. Un maravilloso punteo de guitarra adorna la parte central del tema.

Al final, para rematar este gran trabajo encontramos 5 bonus track en castellano de Veo la luz (I see the light), Volar (Fly), Nunca dije adión (Never say goodbye), No llores (Don’t you cry) y Quiero volver (Walkin’ away).

Un buen trabajo de puro hard rock, con un sonido esquisto que termina de rematar una gran ejecución por parte de estos cuatro tarraconenses que, por fin, más de 10 años después nos dejan disfrutar de nuevos temas propios.

7.5
  • 7.5
  • Nota de los lectores (0 Votos) 0
Compartir

Deja un comentario