CRÓNICA: LORDI + REVERSE GRIP (Madrid)

1

LORDI + REVERSE GRIP

MADRID – 25 ABRIL

SALA PENÉLOPE

No son buenos momentos para la música en directo. La crisis, la subida del IVA de las entradas y ciertos desatinos en la programación que hace que coincidan en el mismo día varios conciertos del mismo estilo, hace que llenar salas sea cada vez más difícil.

El caso de Lordi es un claro ejemplo. No es únicamente que la sala de este año tuviera un aforo menor al de la última visita de los finlandeses, es que además no llegó ni a media entrada, y dudo mucho que se llegara a las 200 personas, sin duda un aforo inapropiado para la calidad de una banda como Lordi.

Llegamos a la sala cuando estaba terminando la actuación de Colateral Damage, así que no podemos contaos gran cosa de ellos. A los que si vimos fue a Reverse Grip, una banda con muchas ganas y actitud de sobra, pero con una calidad cuanto menos discutible.

Puede que no fuera su noche, pero la realidad es que no sonaron nada bien. Sobresalientes en carácter, pero insuficiente en lo musical, llegando a sonar estridentes y desafinados en varios pasajes de su show.

Era como ver una versión muy primeriza de Mötley Crüe con un cantante con ínfulas de Axl Rose. Pues eso, poca cosa.

 

Cuando el quinteto monstruoso hizo su aparición, el sonido pasó a otra dimensión, aquello sonaba potente, limpio y completamente afinado, “SCG6”, “We’re Not bad for the kids /we’re worse” y “Bringing Back the Balls to Rock” sentaron las bases sobre las que se desarrollaría el resto del concierto, es decir, dosis a raudales del mejor Rock, aderazado con esa imagen tan apabullante, buen rollo y algún que otro guiño escénico.

 

No tenían fácil desenvolverse en un escenario de unas dimensiones tan reducidas, pero no supuso ningún inconveniente para el espectáculo. “The Riff”, “Who’s your Daddy”, “Girls Go Chopping” , “Blood Red Sandaman” y “Schizo Doll” dieron buena cuenta de ello. No se notaba mucho la escasez de público porque la noche se estaba caldeando, y tras “ZombieRawkMachine”  llegó un hit como “This Is Heavy Metal” con los que los fineses se metieron al público en el bolsillo.

Me resultó bastante curiosa la actuación de Hela con esos movimientos zombies espasmódicos. La realidad es que lo hacía muy bien. También es meritorio la labor de Amen y Ox, ya que no debe ser fácil tocar con toda la parafernalia de los disfraces. Por su parte, a Mr Lordi le sobra carisma, su voz siempre está a un nivel altísimo, y además siempre se muestra muy cercano con el público enlazando chascarillo tras chascarrillo.

Con “Something Wicket This Way comes”, “It snows in Hell”, “Supermonstars”, “Im the Best” y “They Only Come Out at Night” y “Devil is a Loser” emprendieron una primera retirada, para volver y atronar con los bises “Hilking Dynamo”, el imprescindible y esperadísimo “Hard Rock Hellelujah” y como guinda final “Sincerly With Love” y “Would You Love a Monsterman?”

Gran concierto de Lordi, es una pedazo de banda, le sobra calidad, pero me queda el sabor agridulce de que una banda de esta envergadura tenga que tocar en un ambiente tan desangelado. No me extrañaría nada que España quedara fuera de su próxima gira. Esperemos que todo cambie un poco a mejor.

Texto y fotos: Juan José Díez

Compartir