DEWOLFF – Thrust

0

DEWOLFF – Thrust

Mascot Records

8.3/10

Estamos ante un grupo espectacular. Los holandeses DeWolffson un trío capaz de hacerte emocionar con una música de antaño, pero con suficientes elementos propios y grandes dosis de personalidad, de la mano de los dos hermanos Van de Poel. Prosiguen su escalada y ya van por el sexto disco, y eso que apenas han llegado a los 30 años. Nacieron con un instrumento bajo el brazo y tienen intención de conquistar el mundo como en su día lo hicieron los también neerlandeses Focus. Han dejado quizá de lado los momentos más progs y las jams densas, y parece que se han centrado mucho en la composición con estos grandes resultados. A ello súmale un gusto obsesivo por todo lo analógico y una fobia consciente hacia lo digital.

La composición gana la partida a las jams instrumentales

Es imposible quedarse quieto ante la irrupción de “Big Talk”. Impresionante tonada con un mucho de comercialidad y ecos a Deep Purple, pero con los rotundos falsetes de Pablo. Las labores de Robin Pisoa las teclas son impresionantes, con ese enorme órgano de tamaño Keith Emerson. Sigue la clave comercial en “California Burning”, esta vez con más ecos sureños y dejes a los Allman Brothers, evocando a California idealizada. Incluyen congas y la voz de Lukade protagonista en ciertos pasajes. Preciosa entrada en clave soul para “Once in a Blue Moon”. Una voz como la de Pabloda juego a que te atrevas con todo y con buenos resultados. Incluye agudos a lo Bee Geesmarca de la casa. En “Double Crossing Man” tenemos un perfecto ejemplo de lo que puede firmar este grupo. Impresionante estribillo de onda feliz que ya es uno de los puntos culminantes de sus conciertos.

Grandes temas para un grupo sumamente especial

En “Tombstone Child” hay un aura mucho más oscura y un cierto toque ocultista y hechizante. Estamos ante otra de las obras maestras que encierra el disco, con un estribillo impecable y un riff pesado a medio tiempo, bien adornado por las teclas de Piso. Mantienen el listón en todo lo alto con los coros souleros de “Deceit and Woo” con un Lukamanteniendo el pulso y fundiéndose con el teclado. Incluye un cambio de tiempo sorprendente para luego volver con la hipnótica cadencia. “Freeway Flight” evoluciona desde balada y destaca la línea de bajo realizada desde los teclados. En “Tragedy? Not Today” vuelve el aroma sureño y las cadencias tan deliciosamente 70eras, con un piano adornado acompañando bien la meritoria línea vocal.

DeWolff en la antesala del éxito y el reconocimiento

Sorprende la incursión reggae en “Sometimes”, y más cuando tiras de voces cercanas al soul. Es una balada original en la que vemos a un Lukacomedido y fino en las baquetas. La breve “Swain” incluye dobles voces por parte de los rubios hermanos, siendo uno de los temas más atractivos de esta obra. Dulce punto final con “Outta Step Ill at Ease” con guitarras dobladas en medio tiempo, consiguiendo momentos muy bellos, sobre todo en la parte instrumental. Bordea por momentos el country rock con mucha clase.

Es evidente que DeWolff es una banda que apunta a mayores recintos y al reconocimiento unánime. Thrustes otra impecable muestra de que el grupo neerlandés va evolucionando y busca unas composiciones más atractivas, más accesibles, pero sin perder ni un ápice de los elementos primigenios. Su llenazo en el Rocksound barcelonés confirma el gran momento de los hermanos Van de Poel y se presume que su próxima obra va a ser su trabajo más importante hasta la fecha. Estarán ante su punto de inflexión. Música para disfrutar, atemporal, capaz de alegrarte el día y de que acompañes los primeros rayos de sol con una sonrisa.

8.3 Awesome
  • 8.3
  • Nota de los lectores (0 Votos) 0
Compartir

Deja un comentario