IMPELLITTERI – The Nature of the Beast

0

IMPELLITTERI – The Nature of the Beast

FRONTIERS RECORDS

8/10

La verdad es que Chris Impellitteri, el eterno corremástiles del heavy metal, lleva ya unos cuantos discos impecables como Wicked Maiden o Venom. Este The Nature of the Beast sigue la misma estela y es un claro continuador, basándose en una fórmula atractiva y que funciona. Una buena colección de temas que enganchan, con una banda más que trabajada en la que destaca Rob Rock como vocalista, y todo el espacio del mundo para que Chris haga sus diabluras a ultra-velocidad. La base rítmica reposa y luce para el líder, pero ante todo hay que resaltar que los temas funcionan a la perfección, y eso le sitúa muy por encima de otros dioses de la guitarra.

Melodía y velocidad para lucimiento de Chris Impellitteri

Se nota que el combo lleva varios años tocando juntos y fue un puntazo el poderles ver en el Rock Fest de Santa Coloma de Gramenet. Producción algo oscura para lanzarnos a toda velocidad con un “Hypocrisy” con unas guitarras totalmente Judas Priest de la era Painkiller. También tiene ese aire Primal Fear, pero pronto ya percibes los detalles dactilares del maestro. Un tema ideal para darle entrada a la obra. “Masquerade” mantiene las altas revoluciones y mantiene los detalles técnicos de guitarra mientras atruena el doble bombo de todo un Jon Dette (Slayer, Anthrax y Testament). Posee uno de los estribillos del disco. El lobo aúlla tanto como el mástil de Impelliteri en un “Run for Your Life” con guitarras dobladas y una gran línea vocal. El sr. Rock demuestra unos agudos afiladísimos en otro tema que mantiene el alto nivel inicial.

La calidad de los temas mantiene el nivel de los anteriores Wicked Maiden y Venom

La sorpresa viene de la mano de la versión de Andrew Lloyd Webber, concretamente la de “Phantom of the Opera” del mismo musical. Es una versión habitual dentro del heavy metal, pero, si el tema siempre destaca por ese dueto entre voz masculina y femenina, aquí el dueto es entre la voz masculina y la guitarra de Impellitteri. Les ha quedado genial. “Gates of Hell” se abre con un shredding espectacular del divo guitarrista que le sirve de riff base para el tema. Es otro de los cortes que más brillan y apunta a segura para futuros directos. Incluye un solo coreable al más puro estilo Helloween. “Wonder World” es una mezcla de power metal americano con Annihilator de la etapa Set the World on Fire. “Man on War” es quizá lo que más se asemeja a un medio tiempo, con un Rob cantando más grave de lo habitual, pero convenciendo, a pesar de lo trillado de la letra.

El disco va de más a menos pero no defraudará ni a sus seguidores ni a los amantes del shredding 

La otra versión del disco corresponde a Black Sabbath, y no es otra que “Symptom of the Universe”. Speedica, contundente y brillante. Lo suficientemente tuneada como para pasar por una canción propia. Vuelve el deje Annihilator en “Do You Think I’m Mad” incluyendo una voz oscura que narra en otro tema ideal para poder disfrutar de la velocidad del virtuoso. En “Fire It Up” encontramos justo lo que buscamos de un tipo como Chris. Fraseos y detalles a gran velocidad mientras la melodía y el estribillo te atrapan. Esa voz doblada de Rock es algo habitual en Iced Earth. “Kill the Beast” a medio tiempo y la pirotécnica “Shine On” completan un buen disco, aunque va de más a menos.

Impellitteri sigue ofreciendo calidad en forma de disco cada cuatro años. Mantiene una fórmula compositiva y unas influencias claras pero su vertiginosa guitarra y la eterna voz de Rob Rock le ponen el plus a un disco que, mantiene el nivel respecto a los dos anteriores. En Europa siguen siendo infravalorados y casi desconocidos mientras que en Japón y Estados Unidos (según ellos cuentan) llenan recintos de gran capacidad. Puede que muchos se queden con su primer EP y disco, otros con Answer to the Master, pero lo que está claro es que a día de hoy siguen sin decepcionar. ¿Volveremos a verles pronto? Lo dudo…

8.0 Awesome
  • Frontiers 8
  • Nota de los lectores (0 Votos) 0
Compartir

Deja un comentario