CRÓNICA: ROMANTHICA + LAGUNA (Madrid) Junio 2014

1

En primer lugar, queremos pedir disculpas a CUBE, ya que por distintas razones no pudimos llegar a tiempo de su actuación. A lo que si llegamos fue a este puente aéreo en forma de actuación roquera de los barceloneses ROMANTHICA y los madrileños LAGUNA.

LAGUNA

Los madrileños lo tenían todo a favor, tocaban en casa y se puede decir que son profetas en su tierra, al menos gozan de un fiel grupo de seguidores que siempre les apoyan, y esta ocasión no iba a ser diferente; con la audiencia de tu parte, aunque sea reducida, todo va sobre ruedas, y así Laguna fueron ejectando tema tras tema de forma precisa. Sonaron bien, con ese aire melancólico que les caracteriza, aire que llevan hasta las últimas consecuencias ya que se echa en falta que sean un poco más comunicativos y cercanos, pero aún así, la gente acabó satisfecha. Como dijo Marcos Vega “hablo poco, pero cuando lo hago… sentencio”

El protagonismo lo tuvieron los temas de su disco más reciente “La palabra dormida”, aunque hubo tiempo para viajar más atrás en el tiempo y disfrutar de temas de “Octubre en las heridas”. Entre otros sonaron temas como “Tan lejos del nuevo mundo”, “Un ángel” o “Equilibrio”

Una banda más que rodada, que funciona como un diapasón y donde destaca la gran labor de Victor Fraile, aunque el resto de la banda rinde a una gran altura,Gustaron más los temas más enérgicos especialmente el final con “Por todo aquello”.

ROMANTHICA

Tenía muchas ganas de ver esta banda en directo. Muchos pueden considerar que Romanthica es una banda nueva, con un disco debut recien editado, y aunque esto último es verdad, es un grupo ya veterano, que lleva en estos unos cuantos años, y con unos integrantes que también simultanean con otras bandas.

Su vocalista David, lo es también de los góticos Embellish, se nota su experiencia y encima del escenario es capaz de cautivar a propios y extraños con su buen hacer y su dominio vocal. Es un monstruo escénico, lo sabe y lo explota.

Estaba claro que iba a sonar su disco prácticamente íntegro, y así empezaron con “Despertar”, “El vientre del huracán” y su último single y uno de los temas más vistosos del disco, “Muriel”. Buen sonido, banda más que conjuntada, y un público que no por escaso dejaba de ser caluroso. Tras ellos, llegó el turno de “Sacrificado”, “Mejor será olvidar”, “Nada”, “La Cura”, “Regreso al sur del eden”, dejando para el final “Mercurio” y “Al final”.

Fue una noche donde el romanticismo, la melancolía y la oscuridad fueron de la mano, con dos bandas que ofrecieron lo mejor de su repertorio y que convencieron. Una lástima que no lograran llevar más gente hasta la sala Lemon. Luego nos quejaremos de que la música en directo agoniza, hace falta un poco más de apoyo.

 

Texto: S. A. Sánchez

Fotos: Juan José Díez

Compartir