CRÓNICA: TOUNDRA eleva el metal instrumental en Santiago de Compostela – Enero 2019

1

TOUNDRA + EL ALTAR DEL HOLOCAUSTO

19 ENERO 2019

SALA CAPITOL (SANTIAGO DE COMPOSTELA)

Para quien no conozca a Toundra, ellos empezaron su carrera musical allá por el 2007. Y siempre han apostado por la música instrumental. Un estilo fuera de serie en el mundo del metal, para qué nos vamos a engañar. Pero poco a poco, se están haciendo dueños de este estilo en España. A las pruebas me remito cuando una semana antes del concierto, la banda colgaba el “sold out”, con aproximadamente 300 entradas vendidas para dicho concierto.

La banda venía presentando su último trabajo “Vórtex”, que ya han presentado en gran parte de la península, esta vez acompañados de otra banda curiosa, “El Altar del Holocausto”.

Con los horarios publicados desde hacía unas semanas, la primera banda en salir a escena lo hacía con puntualidad británica y así a las 21:30 los salmantinos “El Altar del Holocausto” salían a escena.

Un estilo y puesta en escena muy peculiar donde los haya. Los tres componentes saltaban al escenario vestidos de nazarenos, ataviados con túnicas blancas y capirotes, con referencias cristianas constante. Tanto así que desde el principio, el batería, que fue el que llevó la voz cantante desde el principio, hizo reiteradas alusiones a un crucifijo ficticio que portaban anclado a una rama de árbol pintada de blanco. Lo de la voz cantante del batería, por supuesto lo digo de forma metafórica, ya que como teloneros de Toundra, también optan por el instrumental.

La banda, compuesta por el batería, guitarrista y bajo, se bastó para ofrecer un show correcto y sin excesos. Un instrumental potente, con un sonido por parte de las guitarras rompedor e incluso en el que la batería transmitía una fuerza que en conciertos instrumentales se puede apreciar incluso más -si cabe-. Una pena, que entre tema y tema, el espectáculo -o performance- que la banda traía preparado dejara en entredicho la continuidad del concierto, creando algunos cortes que creo que hacían desconectar al público más de lo debido. Ya que en este tipo de conciertos es vital conectar y embeberse de la música. Pese a estos parones, supieron mantener la atención del público y ofrecieron un show muy curioso. No les perderemos la pista.

Pero sin duda, el plato fuerte de la noche era la estelar actuación de Toundra. Nos aproximábamos a la hora esperada del concierto, y ya era latente que todo el cupo de la sala estaba lleno. Con el calor del público la banda salía a escena y así Toundra iniciaba lo que sería su momento de gloria. Era la primera vez que los veía, y todos y cada uno de ellos desprender una energía agotadora desde el primer momento en el escenario. Menos Álex, en su papel de batería y el que más ligado está a tener una posición estática, sus otros tres compañeros, Macón (guitarrista), Alberto (bajista) y Esteban (guitarrista), en este mismo orden, colocados de izquierda a derecha en el escenario no dieron tregua durante todo el concierto.

Sorprendente ya que interpretaron prácticamente todo el setlist sin un pausa. Así es su estilo. Tampoco intercambiaron ninguna palabra con el público. Se limitaron a tocar y a transmitir todo con la música. Desde su papel central, Alberto, fue el que más animó el cotarro desde el principio, sin quedárseles cortos sus otros dos compañeros, Macón y Esteban, que defendían ambos los extremos del escenario.

Es extremadamente complicado mantener la atención del público cuando te dedicas exclusivamente a interpretar música instrumental. Pero desde luego el público reunido sabía perfectamente a dónde había ido y a quiénes iban a ver. Y así el público permaneció atento a la actuación casi la hora y cuarto de actuación que se marcó Toundra.

Escuetos en el habla, puesto que no se dirigieron en ninguna ocasión al público, ya nos lo habían advertido, de lo peculiar de su show, pero de 10 en lo que se refiere a lo musical.

Unos músicos entregados a la música, a hacer disfrutar al público, que no dejaron ni un suspiro y con una elegancia digna de admirar. Se notó esa conexión con el público que respondió de manera alucinante.

Sin duda, los madrileños dejaron un gran sabor de boca y no nos cabe duda de que triunfarán allá donde se lo propongan.

Setlist:

  1. Cobra
  2. Tuareg
  3. Bizancio
  4. Kitsune
  5. Magreb
  6. Kingston Falls
  7. Oro Rojo
  8. Mojave

Encore

Cielo negro (Black Sky)

Cruce Oeste

Compartir

1 comentario

Deja un comentario