LOS ZIGARROS – Apaga la radio

0

LOS ZIGARROS – APAGA LA RADIO 

UNIVERSAL MUSIC SPAIN 

7,5 / 10

Tras sus dos primeros trabajos, “Los Zigarros y “A todo que sí”, la banda valenciana acaba de lanzar su tercer disco, “Apaga la radio”, gracias al que han conseguido ganarse un lugar de respeto dentro del rock en español.

Suele decirse que cuando un grupo consigue cierto éxito con su primer disco, el segundo es el que más quebraderos de cabeza da, ya que, en caso de no ser aceptado por el público, será complejo que la banda triunfe verdaderamente. Cuando llega el tercero la presión es algo menor y permite que los artistas evolucionen, tanto en calidad musical como en influencias. Y esto es precisamente lo que puede observarse en “Apaga la radio”, una obra llena de matices en la que el grupo experimenta con sonidos y en la que Ovidi ha conseguido una mejor voz en cada tema.

En líneas generales, Los Zigarros nos presentan un disco que oscila entre el rock más pesado, con canciones como Listos Para El Despegue, ritmos más relajados como en La Trampa y temas de rock clásico como Apaga la Radio, siendo este último tipo el que ha llevado a la banda valenciana a telonear a auténticos emblemas del rock como AC/DC o a los autores de una de las canciones más icónicas de la cultura popular del mundo del juego, Tumbling Dice, The Rolling Stones.

Entrando ya de lleno en su última obra, podemos ver que los hermanos Tormo, Ovidi y Álvaro, han juntado diez canciones muy dignas que se escuchan en un abrir y cerrar de ojos.

El disco se abre con La Trampa, que tal y como decíamos anteriormente, sorprende por su tranquilidad, puesto que el eje principal del tema es una guitarra acústica, algo poco habitual en la discografía de los valencianos. Aunque pueda parecer que no tiene mucha relación con el disco y con la estética general del grupo, La Trampa aborda temas como el paso del tiempo, algo que se repetirá continuamente dentro de las letras de este nuevo trabajo.

Tras este tranquilo inicio, sale de los altavoces Apaga La Radio, una canción de ritmo nervioso con un estribillo que seguro que se escucha en todos sus conciertos, y que pone de manifiesto la invisibilidad de los grupos de rock nacional. Hay también un guiño a The Who en el medio de la canción, ya que los acordes y el juego armónico de fondo nos recuerda sin duda alguna al grupo inglés.

Mis amigos retoma el tema del paso del tiempo presente en La Trampa, y a través de un acompañamiento guitarrero donde el bajo y la batería también hacen méritos por sonar más que las seis cuerdas, la banda hace preguntas retóricas a sus amigos de la juventud, preguntando dónde están ahora y por qué han dejado el rock.

Listos Para El Despegue es una canción que sorprende por su dureza en todos los aspectos. Por un lado, la parte instrumental es más pesada de lo habitual y se escucha de fondo un sitar, algo novedoso en las canciones de Los Zigarros; por otro, el mensaje también es directo y, como dicen, están listos para el despegue

Retomando su senda habitual, encontramos Malas Decisiones, donde tanto el ritmo como la letra podrían pertenecer a cualquiera de sus discos anteriores, puesto que la guitarra solista tiene un espacio tan o más interesante que la voz en determinados momentos de la canción.

Queda Muy Poco De Mí, retoma la guitarra acústica de La Trampa, pero el estilo es completamente diferente. Es una de las canciones más melódicas en la que canta hasta el wah wah de la guitarra, algo que ocurre también en No Sé Lo Que Me Pasa, ya que repite este efecto que popularizó Jimi Hendrix, y se entrelaza con una guitarra funk. Gracias al bajo, esta es una de las canciones más bailables de la banda dentro de su ya extensa discografía.

Este disco también tiene una vertiente melancólica presente en el tema No sé lo que me pasa, donde se lamentan de lo que han perdido aunque, para sacarse cuanto antes esa sensación de tristeza, llega Con un solo movimiento, penúltimo tema del álbum que regresa al estilo rockero de sus comienzos.

Espinas cierra “Apaga la radio” y deja el disco por todo lo alto con guitarras distorsionadas y amplificadores a tope que dejan claro que, pese a la marcada evolución del grupo en casi todos los aspectos, tal y como decía Barón Rojo: su rollo es el rock.

En líneas generales, Los Zigarros continúan con su dinámica de rock and roll clásico, aunque la realidad es que es necesario que, tras tres discos de estudio, la banda valenciana también trabaje otros campos como hace en este disco, porque puede y porque le viene bien.

7.5
  • 7.5
  • Nota de los lectores (2 Votos) 10
Compartir

Deja un comentario