GRAND MAGUS – Wolf God

0

GRAND MAGUS – Wolf God

NUCLEAR BLAST

7.75/10

Soy de los que cayó rendido a los pies de ese disco titulado Hammer of the North. El trío de Estocolmo asombró a propios y extraños con una obra exquisita en la que había homenajes al metal primigenio de raíces vikingas de Manowar, algo de los Bathory de la etapa nórdica, pero a la vez había toda la temática y musicalidad escandinava. No era unos principiantes precisamente, teniendo en su haber otros cuatro discos. Aquí sí que lograron hacerse un hueco con una obra excelente y a partir de entonces hemos seguido todos sus trabajos con gran interés. El disco suena que atruena y contiene pistas en las que se da protagonismo a elementos de la naturaleza como pueden ser el agua o el viento. Capitaneados por la personal y preciosa voz de JB Christoffersson (ex de Spiritual Beggars) dan otro paso adelante, auténtico, y con muy buenas maneras. Posiblemente estamos ante uno de sus mejores trabajos hasta la fecha.

Grand Magus apunta a un disco importante como lo fue en su día Hammer of the North

Una pomposa intro de reminiscencias clásicas da paso a la hímnica y poderosa “Wolf God”, tema que da título al disco y que te atrapa por estribillo y aullidos lobunos. Ya vemos que la producción premia especialmente a la batería de Ludwig Witt que suena con una pegada altísima y absolutamente acústica. Ralentizan la velocidad en la más atmosférica “A Hall Clad in Gold”, siendo muy definitoria de su estilo y encerrando todos los ingredientes que les han hecho grandes. El final épico a guitarra mientras suena el viento norteño queda impresionante y efectivo. La selección de temas es realmente inspirada y la calidad compositiva no decae en ningún momento. Esto incluye “Dawn on Fire”, otra gran muestra de opulencia y épica sin necesidad de tirar de grandes velocidades. Los coros de apoyo son otro de los puntales de su estilo.

El lobo, el norte y la naturaleza vuelven a ser los grandes protagonistas

Si quieres un poco de velocidad y guitarras hay que escuchar “Spear Thrower”, pues pasa en un suspiro de menos de tres minutos. Puro Manowar. Pero una de las mejores canciones que pueblan este gran disco es “To Live and Die in Solitude”. Otra composición tipo, muy representativa del combo sueco, con coros envolventes, aunque sencillos, que son el colofón un estribillo de puño en alto. Original arranque en “Glory to the Brave” en una pieza que quizá descoloca un poco, siendo de lo más arriesgado de la obra. Hay un interludio que les devuelve en la senda trazada y vuelves a reconocerles perfectamente, con un gran solo de JB, siempre perfectamente escudado por los coros y bajo de Mats “Fox” Skinner. Cumplen también en “He Sent Them All to Hel”, a base de riff básico y a medio camino entre el hard rock de Judas Priest y la “epicidad manowaresca”. “Untamed” pone el cierre final con una gran entrada a batería por parte de Ludwig y un solo de guitarra de inspiración Accept.

Grand Magus siguen la línea marcada, con totales referencias a la naturaleza, al lobo y al norte. No busques grandes letras, pero sí el sonido de siempre y la dosis necesaria para seguir amándoles y pedirles que vengan por estas tierras cuanto antes. Wolf God cumple bien y se acerca a sus mejores discos demostrando que el trío metálico de Estocolmo se mantiene firme en la escalada hacia el éxito. Es probable que estemos ante su disco más exitoso y que escale arriba en bastantes listas de éxitos de varios países. Necesitan otro disco seminal como lo fue en su día Hammer of the North. Una buena dosis de metal auténtico y que tire de espada y brujería siempre se agradece… ¡Y lo sabes!

 

7.8
  • 7.75
  • Nota de los lectores (0 Votos) 0
Compartir

Deja un comentario