CRÓNICA: FM y Dare dan una lección de clase y actitud en Barcelona

0

FM + DARE

BARCELONA – 22 de febrero 2019

RAZZMATAZZ 2

 

Atendiéndonos a las circunstancias, la noche del viernes podría haber sido desastrosa. Pero no. No para dos bandas que llevan la clase y la pureza del AOR británico marcada a fuego en su ADN, además de una actitud totalmente inquebrantable. FM sufrieron, horas antes de su concierto, un grave robo en su autobús, en el cual perdieron casi todos sus instrumentos, ropas, merchandising y documentación entre otros efectos personales. Lejos de amilanarse, y tirando del back-up de sus compañeros de gira Dare, lograron cuajar una de las mejores actuaciones que se les recuerda en Barcelona, ciudad que llevan pisando de forma consecutiva durante los seis últimos años. La actuación de Dare tampoco quedó eclipsada como veremos… Para cualquier amante del AOR es todo un lujo y un sueño cumplido el ver a los dos exponentes británicos del género uniendo sus fuerzas en una misma gira.

Si bien FM, como hemos apuntado, son ya unos habituales en cada temporada de conciertos, Dare son ciertamente más difíciles de verse por nuestro territorio, cosa que a muchos nos hacía tener elevadas expectativas de cara a su concierto. Unas expectativas que quedaron cubiertas y sobrepasadas con creces. Dare empezaron su actuación incluso antes de la hora prevista. Poco tardamos en ver lo grandiosamente brillante que iba a ser su actuación: el grupo funcionaba como un reloj suizo, tan preciso como elegante, y con una carga sentimental en la interpretación que nos puso a la mayoría de los asistentes la piel de gallina.

Si bien en muchos conciertos de este género se echa de menos una mayor presencia del teclado, en el caso de Dare pudimos disfrutar de un sonido de teclado perfectamente emparejado y equilibrado con la guitarra, de modo que ninguna canción echaba en falta esta magia del AOR residente en el sintetizador: ninguno le quitaba protagonismo al otro. Junto con la pura calidad y clase del conjunto, temas como Home o Days of summer resultaban con una efectividad pasmosa.

 dare1   dare2

Después de unos primeros compases de calentamiento de motores, pusieron la directa encadenando un éxito tras otro. La tierna balada Sea of roses fue el primero de ellos, emocionándonos a todos, seguido de las más cañeras Wings of fire y We don’t need a reason, pertenecientes al álbum Blood from Stone, calificado como el más “heavy” de la banda por el mismo Darren Wharton. Por cierto, la voz del ex Thin Lizzy rozaba lo impecable. Aunque a los tonos más agudos le costaba un tanto llegar, sus compañeros de banda lo apoyaban de forma óptima en los coros y nada se salía de su lugar. Llegó uno de los momentazos de la noche con Abandon, seguida de la maravillosa Into the fire, desatando la locura en un público que se sabía de memoria los estribillos de ambas.

The raindance, sin duda alguna, fue una de las canciones que mejor sonaron, generando una atmósfera y una emoción sólo al alcance de formaciones de clase superlativa. Cerraron su magnífica actuación con King of spades, poniendo así el broche de oro a su paso por Barcelona. Dare lograron con una facilidad casi inconcebible aquello que todo músico en la Tierra persigue y que al final tan pocos consiguen: hacer que su música realmente llegue al corazón. Provocan que el público sienta cada nota, cada melodía. Esto es hacer música de verdad.

dare3   dare4

Después de la súper potente descarga de los ingleses Dare era el turno del plato fuerte para muchos de los asistentes, y esos eran FM, que sin lugar a dudas fueron los protagonistas de la noche, no por haber sufrido un fatídico robo esa misma tarde antes del show, si no por el show tan estratosférico que dieron los londinenses la pasada noche del viernes, que sin lugar a dudas a mi parecer ha sido su mejor actuación de las 5 veces que he tenido oportunidad de verles.

Pero comencemos desde el principio, con la ya mítica intro, entraron a escena los “mighty” FM, y lo primero que sorprendió fue verles con una sonrisa de oreja a oreja tal y como saltaron al escenario y en segundo lugar, la vestimenta de Merv Goldsworthy, que creo que fue quien padeció más los efectos del robo, y que al poco de empezar la actuación estalló en lágrimas por el apoyo que recibió del público. Después de esa intro nos atacaron con esa clase que tienen con el tema que abre su magnífico “Atomic Generation” que es “Black Magic“, un cañonazo que era una señal de que aquella noche iba a ser mágica, algo que siempre sucede con ellos; y sobre este “Atomic Generation” es donde se podría poner el único pero del concierto, ya que hubo poquísima representación del disco, exceptuando este primer tema y de “Killed By Love“, al menos a mi me faltaron “Playing Tricks On Me“, “Too Much Of A Good Thing” o “Follow Your Heart“, pero ojalá eso fueran todas las quejas de cualquier concierto.

FM1   FM4

Casi sin respiro y con un modesto saludo, nos llegó de lleno un huracán de 4 temazos que subieron el listón de una manera espectacular, esos temas fueron “Bad Luck“, “That Girl“, del cual se echó en falta el típico viento introductorio bien suplido por Jem Davis, seguido de “Life Is A Highway” y la estratosférica “Let Love Be The Leader“.

Después de esta tanda de trallazos venía el paso de la preciosísima balada “Closer To Heaven“, donde Steve Overland demuestra su poderío vocal por encima de lo que nos tiene acostumbrados. Le siguió una de las sorpresas y de los mejores momentos de la noche, que fue “Dangerous“, un tema cara B del “Indiscreet” que sonó a gloria y nos demostró la clase que tienen a la hora de componer temazos.

Con “The Dream That Died” y “Does It Feel Like Love“, temas del mítico “Tough It Out“, bajaron por decirlo así el ritmo aunque ambos son temazos AOR al 100%. Entre ellos dos llegó otra de las joyas de la noche para mi, y que fue la interpretación de “Metropolis” junto a “Over You“, temazo de sus últimos discos y al cual le guardo un especial cariño, ya que fue con este tema que descubrí a FM.

De aquí para el final del show, fue un no parar de temas míticos de la banda, exceptuando el tiempo para el bis, comenzaron con “I Belong To The Night“, que junto con “Tough It Out“, fue el mejor tema de la noche. Y para “finalizar” la noche optaron por otro tema de su reciente disco, este fue “Killed By Love“.

FM2   FM3

FM se despedían de nosotros mientras el público estaba totalmente volcado con ellos y después de los típicos “oe,oe,oe” salía a escena Jem Davis quien se marcó un pequeño solo con mucho feeling que nos zambullía con uno de los siempre mejores momentos de un concierto de FM, como es la interpretación a capela de la preciosa “Story Of My Life“, canción que es imposible con la que no se escape ninguna lagrimilla porque lo que transmite e interpreta Steve Overland es monumental. Y más monumental sería la interpretación de un tema tan colosal y mítico en su carrera como es el de “Someday (You’ll Come Running)“, del cual existe una versión extendida que es aún mejor que la original. Y para rematar la noche, ahora si, era el turno de “The Other Side Of Midnight“, tema que nunca falta para cerrar sus conciertos.

FM demostraron una vez más porque son unas de las mejores bandas que existen en su terreno, y si después de lo que sufrieron y como lo sobrepusieron alguien no los guarda en un sitio especial en su corazón ese alguien tiene un grave problema, porque lo que nos demostró FM el pasado viernes fue una lección monumental tanto de cuanto grande son como músicos y más aún como personas, que a pesar de todo decidieron tirar para adelante el concierto, y al finalizar el mismo bajar a saludar a todo quien lo quisiera. Larga vida a FM!

 

Crónica Dare: Marc Paradell

Crónica FM: Nathan Jodar

Fotos: Jose Antonio Serrano y Marc Paradell

Compartir

Deja un comentario