10 bandas que desaparecieron y merecieron más suerte

0

El mundo del metal no está a salvo del inexorable paso del tiempo. Aunque a día de hoy los grandes clásicos presumen de longevidad y siguen copando portadas y primeras líneas de festivales, muchas otras grandes bandas sucumbieron y acabaron dando un paso atrás. En este artículo, distintos redactores de Max Metal eligen bandas que merecieron más suerte.

CHARON

Charon fue una banda de metal gótico formada en Finlandia. Hasta su disolución en 2011 dejaron 5 álbums de estudio e innumerables conciertos.  La banda logró atraer a tanto seguidores del goth, el doom y el metal más tradicional, pero pese a ser considerada una de las bandas más interesantes del metal gótico, se disolvieron aduciendo que “no tenían nada más que aportar al género”.

Las buenas maneras mostradas en sus dos primeros discos “Sorrowburn” y “Tearstained”, les llevó a firmar por un sello  como Spinefarm Records lo que les permitió expandirse internacionalmente, conteniendo “Downhearted” temas de gran mérito que acabaron convirtiéndose en clásicos de la banda.

Entre ellos podemos destacar cortes moviditos y orientados al directo como “Little angel”.

Aunque donde verdaderamente se aprecia la personalidad de la banda es en los temas donde la melancolía y el dramatismo son el hilo conductor. Ahí podemos citar “Bitter Joy”, “Craving” o el baladón “Sorrowsong”.

Bajo mi humilde opinión, su siguiente trabajo “The Dying Daylights” no dejó gran cosa reseñable, algo que solucionaron con su último disco “Song for the sinners”, donde un tema como “Colder” se convirtió en uno de los más aclamados de la banda. Intensos, nostálgicos, y con omnipresencia melódica de nuevo emergieron los mejores Charon.

Desde “The Dying Daylights” del 2005 hasta su disolución en 2011, la banda giró por lo alto y ancho de Europa, pero fue un periodo yermo en cuanto a lo que producción musical se refiere.

¿Qué ha sido del alma máter de la banda Juha-Pekka Leppäluoto  desde entonces? Pues además de participar en varios proyectos mientras Charon todavía estaba activo, como la super banda Norther Kings, el inicio de Poisonblack, o el experimento acústico Harmaja, sus últimos pasos los podemos seguir en una colaboración con el grupo cinemático formado por Heidi Parviainen, la que fuera vocalista de Amberian Dawn. Si bien podemos seguir disfrutando de su voz, están ausentes la tristeza, melancolía y oscuridad que emanaba Charon.

Su disolución dejó huérfanos a muchos fans, afortunadamente su legado sigue inmutable, y podemos seguir disfrutando de su música.

TO / DIE / FOR

La banda favorita de Txus de Mago de Oz, hasta el punto de llevarla tatutada en su brazo, corrió una suerte similar.  To/Die/For que en tiempos se autodenominaron la banda más importante de Finlandia tras H.I.M tuvieron una cierta repercusión desde su primer disco “All Eternity”, empujados sin duda por la versión que hicieron del “In the heat of the night” de Sandra, que rápidamente se convirtió en un clásico de la banda.

Este disco también contiene “Farewell”, que según el propio Jape, es la mejor canción jamás escrita por To/Die/For.

A su debut le siguió “Epilogue” y “Jaded”, que es considerado por la mayoría su mejor trabajo. Con él comenzaron los problemas, ya que que el vocalista dejó la banda para formar un nuevo grupo con antiguos integrantes de To/Die/For. Con el tiempo esta nueva banda tomaría de nuevo el nombre de To/Die/For y acabarían editando un nuevo disco que llevó por título “IV”.

todiefor

En octubre de 2006 lanzaron su quinto disco de estudio “Wounds Wide Open”, sin embargo tras varias decepciones decidieron tomarse un descanso.

Hubo que esperar 4 años para volver a saber de la banda, que volvió en 2011 con “Samsara”, un disco que dejó temas destacables como “Like never before”, pero quedó claro que el mejor momento de la banda había pasado.

Conocida la admiración de Txus por ellos, les llevó a colaboran en el tema “Diabulis in musica 2.0”, e incluso telonearon en Madrid a Mago de Oz a finales de 2013.

Su actividad fue decayendo para acabar cerrando su carrera con un séptimo disco llamado “Cult”, cuyo single “Screaming Birds” también dejaba ver todas las cualidades que consiguieron cautivar a su público. Desgraciadamente poco después, en 2016, anunciaron su disolución definitiva, no teniendo noticias de la banda desde entonces.

Las razones explicadas en un post en facebook, aducían a que llegó un momento en que no tenían motivación suficiente para lidiar con todos los problemas, la falta de un sello para editar trabajo, la falta de buenas giras (sólo dieron pequeños conciertos en Finlandia), la imposibilidad de miembros de la banda de compatibilizar sus trabajos con la banda, e incluso visiones diferentes sobre la música a tocar fueron demasiadas piedras en un camino que nunca fue fácil.

Este 2019 es el 20 aniversario del lanzamiento de “All Eternity”, lo cual puede lograr que To/Die/For vuelvan para dar algún concierto. Según el Facebook oficial de la banda existe esa posibilidad, así que estaremos atentos.

DEAD SOUL TRIBE

Estos austriacos tuvieron una carrera corta pero prolífica, dejando en 10 años de vida 5 discos de metal progresivo de gran mérito. Su debut del mismo nombre tiene joyas como “Lady of Rain” que a día de hoy sigue sonando extraordinariamente bien.

Siempre se citó a Tool como una de sus principales influencias, pero sin duda fue una banda con personalidad propia.

TOURIST

Recuerdo haber nombrado “The Relevance of Motion”, único disco de esta banda, como el mejor trabajo del 2005. Un disco melódico con tintes progresivos y todo un compendio de rock alternativo. No se volvió a saber nada de esta banda, y de hecho, acabaron disolviéndose en 2007, pero dejan un disco digno de ser escuchado sin prisas.

CIRCUS A.D

Esta banda madrileña fue comparada en sus inicios con H.I.M, con Héroes del Silencio e incluso con The Mission.

Rebosaban melancolía y un gusto exquisito y su debut fue un bombazo que cautivó a muchos. Su segundo trabajo “Laberinto” siguió por la misma senda, primando la exquisitez y un aire perfeccionista que sin embargo abandonaron en su último trabajo (“Todavía el sol”) en pos de una mayor contundencia que no logró convencer.

Poco más se supo de la banda, pero todavía hoy sus temas suenan actuales y nos trasladan a un universo onírico lleno de una hermosa lírica.

TENPEL

El ya extinto 2018 fue el año en el que los madrileños Tenpel anunciaron su disolución. Nunca llegaron a tener una enorme repercusión, pero sin duda fue una de las bandas más innovadoras y con más personalidad del panorama nacional.

Fueron rompedores en muchos aspectos, de los primeros que ofrecieron su música gratis, que se lanzaron a la autoedición, o que buscaron financiación vía crowdfunding, todo para ofrecer discos con un acabado exquisito con los que sus fans vieran recompensados la inversión.

Musicalmente su viaje también estuvo plagado de sorpresa, huyendo de la autocomplaciencia, y demostrando un espíritu inconformista que les llevó a sorprender en cada disco.

A día de hoy, el primer tema “Kamalah” de su primer disco me sigue pareciendo un temazo con uno de esos cambios de ritmo que se recuerdan (doy fé) tras lustros.

¿Su estilo? Sería injusto usar grilletes estilísticos, ya que su música era un torrente de creatividad ingobernable que quedó plasmada en 5 discos y un EP.

SIGNAL

Muy seguramente cualquier seguidor del hard rock y heavy metal de los 80 conocerá a King Kobra. Un genial grupo de hard and heavy melódico liderado por el reconocido batería Carmine Appice y que contaba en sus filas con la excepcional voz de Mark Free, con el cual grabaron las dos principales obras de la banda: Ready to strike (1985) y Thrill of a lifetime (1986). Después de ello, Mark Free abandonó la banda y se embarcó en distintos proyectos durante los años siguientes, los cuales a pesar de no tener su merecida continuidad nos dejaron algunos álbumes que son reconocidas perlas del AOR (sin duda el estilo musical en el que la melosa voz de Mark encajaba mejor).

Uno de esos proyectos, llamado Signal, resultó en un único álbum en 1990, Loud & clear. La banda se disolvió poco después de su publicación por el poco apoyo que la discográfica EMI aportó a la banda, pero con el paso del tiempo Loud & clear se ha convertido en un disco imprescindible en las estanterías de cualquier amante del AOR. Los medios tiempos y las magníficas melodías predominan a lo largo del disco, con baladas tan intensas como This love, this time y Liar, y en himnos como Does it feel like love.

 

Sin embargo, en alguno de los cortes sale a relucir el pasado más hardrockero de Mark, como es el caso de My mistake, la cual además cuenta con el apoyo a los coros de Eric Martin (Mr. Big), o Arms of a stranger.

Después de su breve aventura con Signal, Mark Free formó Unruly Child, con los cuales grabó el fantástico homónimo en 1992. Después de la disolución de la nueva banda, se embarcó en un proyecto en solitario que dio fruto con el magnífico Long way from love (1993). Poco después, Mark se sometió a un cambio de sexo pasando a llamarse Marcie Free y retirándose del mundo de la música. En dos ocasiones ha reunido a Unruly Child para grabar sendos álbumes, pero pocas han sido las ocasiones para volver a disfrutar de una de las mejores voces de la historia del AOR en directo nuevamente.

VAN ZANT

A pesar de que la família Van Zant ha orbitado casi siempre entorno al rock sureño (más en concreto entorno a Lynyrd Skynyrd y 38 Special), Johnny Van Zant puso su apellido a un proyecto de AOR en 1985, dos años antes de ocupar el puesto de cantante en la reunión de Lynyrd Skynyrd. El resultado fue un sólo álbum homónimo, y por paradójico que pueda parecer, un artista de rock sureño plasmó en dicha publicación lo que para mí define el AOR. No hay más que hacer sonar She’s out with a gun y dejar que la magia fluya… O You’ve got to believe in love… O Lonely girls… Ni un tema sobra. El amante de algo tirando más hacia el hard rock disfrutará también con 2+2 o I’m a fighter.

El grupo se volvió a reunir en 1998, esta vez junto a Donnie Van Zant, hermano de Johnny. Publicaron hasta cuatro álbumes antes de volverse a separar en 2007, pero esta vez en un marco mucho más cercano a sus orígenes de rock sureño y country.

TRAPEZE

Una banda que se formo en 1969 en la zona de Staffordshire (Inglaterra).

Como banda fueron uno de los pioneros a tocar hard rock, Funk Rock o también catalogados como Blues-Rock.

La banda fue mas conocida por sus miembros que por su música, no es extraño recordar de Glenn Hughes (Deep Purple, Black Sabbath, etc..), Mel Galley (Whitesnake, Phenomena, Powell) o Dave Holland (Judas Priest). Una banda que al principio tenía una parte del grupo procedía de la banda the Moody Blues y en el que tienen una difusión por parte de la BBC para sacar bandas con talento. Pero el primer disco no funcionó bien y la banda quedo en un trío, el famoso Hughes, Galley y Holland. Donde Hughes es el cantante principal y bajista, Galley el guitarrista y segunda voz (también canta solo en algunos temas) y Dave Holland en la batería.

En el segundo disco (Medusa) 1973, es cuando despegaron a hacerse conocer y estar girando por los Estados Unidos, donde despierta la admiración y llamada del Sr. Blackmore para reclutar a Glenn Hughes en Deep Purple cosa que deja muy tocado la banda. Galley y Holland llaman a  Pete Wright (Bajista) y Rob Kendrich (cantante) para substituirle.

En el 1974, sacan un disco llamado Hot Wire y un EP llamado Trapeze, donde tiene una buena acogida aparte de tener una buena compañía discográfica como la Warner Bros.

Ante la desgracia de la muerte de Tommy Bolin en Deep Purple, Glenn Hughes regresa para volver a estar con sus compañeros de banda al desaparecer en ese momento Deep Purple en el 1976, donde hacen una mini gira con el trío pero duro poco, ya que Glenn quería hacer un disco en solitario (el famoso Play Me Out) donde la banda vuelve a reclutar a Wright pero a un nuevo cantante llamado Peter Goalby (si, el de Uriah Heep).

Judas Priest se fijo en Dave Holland para substituir a Less Binks que había dejado la banda donde la banda acabo de editar en un disco ya con la banda disuelta el Live in Texas en 1981 y Mel Galley acabo estando en Whitesnake en uno de sus mejores discos, Slide It In.

En los 80º solo hubo un encuentro que fue en el proyecto donde estaba Mel Galley i Glenn Hughes como cantante en Phenomena, pero duro poco, ya que Toni Iomni lo llamo para sacar el famoso disco de Black Sabbath, Seventh Star.

Trapeze volvió a vivir durante un corto tiempo en el 1994, ya que Dave Holland en el 1989 dejo Judas Priest por problemas de salud en ese momento, Mel Galley estaba en ese momento sin banda después de colaborar con Cozy Powell y Glenn Hughes se había rehabilitado de los problemas alcohólicos y volvía a sacar discos en solitario. Hicieron una reunión junto al Teclista Geoff Downes (hizo discos con Glenn Hughes) para hacer una gira del 25 aniversario y hasta el entonces la última gira de Trapeze.

Mel Galley falleció en el 2008 con un cáncer de esófago y Dave Holland murió en un pueblo de Lugo hace justo un año donde se desconocen las causas. Solo queda Glenn Hughes de aquel trío y muchas de sus giras canta temas de Trapeze como Coast to Coast, Way Back to the Bone, Homeland, Touch my Life, Your love Is Alright, You are the Music, entre otros.

KAYSER SOZÉ

Kayser Sozé se forma en mayo del 2005, Javier Pozo y Amador León, se encargan de dar cuerpo y alma a un proyecto musical que se asienta en el Blues, la música de raíces americanas, en el rock británico de principios de los setenta, todo ello bañado con pinceladas de psicodelia y rock áspero. En septiembre se incorpora Agustín Zamora al bajo, formándose el trío de rock blues que no para de tocar en vivo en diferentes locales y salas.


Las actuaciones llenan el local de música auténtica, sin concesiones, directa, un ritmo contundente, pesado, que deja salir una guitarra que recuerda a los grandes del blues, y una voz desgarradora que nos lleva a recordar a los grandes grupos de rock del siglo pasado.

En Mayo de 2006 se presentan al Concurso Memorial Alberto Cano, en la cual ganan el primer premio, que consta de Grabación y Edición de un disco además de una gira por toda España. “8 Months Later” es editado en 2007. Este primer disco cuenta con grandes temas adornados con armónica.

Actuaron en festivales como Torreperogil Rock & Blues Festival 2007, Frank & Blues 2008, ViñaRock 2009, y teloneado a grupos como The Steepwater Band, Sunday Drivers, Radio Moscow y Rosendo.

En medio de un sinfín de conciertos se graba el Segundo disco Cause We Like It & Enjoy Us (2009 Molusco Discos). Este trabajo más sólido y maduro es grabado directamente en el local de ensayo, la música se impregna de nuevo con el mejor blues de raíz, con una larga lista de temas que dan lugar a muy buenas críticas y actuaciones.

Agustín Zamora abandona el grupo y no es hasta febrero de 2010 que se incorpora como bajista Antonio Molina, que da forma definitiva al grupo hasta su disolución en 2014.

En el local de ensayo y bajo la inspiración y ayuda de sustancias mágicas se da forma a lo que será el tercer disco del grupo Gods Meat Cult (2012 Molusco Discos).
La música de Kayser Sozé te llevará a la exaltación del blues de la pasión por el delirio contoneo de caderas, sudor y lascivia cósmica.

SANGRE AZUL

Hablar de Sangre Azul es hablar de una de las bandas más icónicas del Hard Rock español en los años ochenta, por no decir la banda icónica de esa década.

Banda muy criticada en sus tiempos y que a día de hoy es una de las más añoradas de panorama musical estatal.

Su primer registro sonoro es un EP de cinco canciones: “Rey de la ciudad”, “Chicas”, “Whisky y Rock & Roll”, “Todo mi mundo eres tú” y “Rock & Roll es libertad”, siendo José Castañosa “Lili” (ex Tritón) a la voz, Carlos Raya a la guitarra, J.A. Martín a la guitarra, Julio Díaz (ex Mazo y ex Santa) al bajo y Luis Santurde a la batería la formación de este sencillo.

Lili dejará su puesto de cantante siendo ocupada por Tony Solo. Bien es cierto que la banda siempre será recordada con Tony  como cantante de la misma , pero no hay que olvidar a su primer cantante.

Más adelante, J.A. Martin dejará su puesto de guitarra tras grabar el “Cuerpo a Cuerpo” siendo ocupado por Juanjo Melero (ex – Marshall Monroe)

Su discografía es corta pero impeclable: Obsesión (1987), Cuerpo a Cuerpo. (1988),  El Silencio de la Noche (1989), repletos de autenticos himnos del Hard Rock español, tales como Abre Fuego, Cuerpo a Cuerpo, Piel de Serpiente, El Silencio de la Noche, No eres Nadie, Tal Como Soy y un largo etcétera.

En 1992, la banda decide cesar la actividad, ya que los trabajos que presentaban a la compañía no eran interesantes para esta.

España, se quedaba un poco huérfana de Hard Rock, ya que Sangre Azul era la cabeza visible del Hard Rock nacional, seguida de bandas como Niagara, Jupiter, Shalom, Tigres, Rosa Negra,  Tritón, Bellabestia… Y es verdad que este género en la década de los ochenta vivió un grandísimo apogeo que, actualmente, no es tan notorio en bandas que practiquen este género con letras en castellano. Solo sigue su legado la banda madrileña Beethoven R. que en muchos casos, ha sido comparada y calificada como los sucesores de la misma.

Todos los miembros de esta gran banda siguieron sus carreras musicales por separado.

J.A Martin, formó Danger, banda que también tuvo poco tiempo de vida, Harakiri, Fuel y actualmente se encuentra con la Manhattan Rock Band.

Juanjo Melero se convirtió en músico de sesión de artistas como Albert Hammond, Chenoa, Tam Tam Go!, al igual que Carlos Raya, que le podemos disfrutar con Fito en su carrera en solitario como músico de directo y anteriormente en M-Clan.

Luis Santurde en S-21.

Tony Solo participó en una de las entregas de la saga Legado de una Tragedia (opera rock de Edgar Alan Poe, cuyo autor es Joaquín Padilla ex Iguana Tango)  En el 201, sacó un disco llamado Las Fases de la Luna con el que no llegó a girar.

Julio es el único Sangre Azul al que perdí la pista.

Sin lugar a dudas, Sangre Azul puede catalogarse como una de las grandes bandas que ha habido en España. Infravalorada en su día como otras tantas y que tanto el público nostálgico como la nueva ola de público joven que añora esa época, darían lo que fuera por verles una vez más encima del escenario.

Compartir

Deja un comentario