CRÓNICA: DIABULUS IN OPERA ARRASA EN MADRID – Octubre 2018

0

MÄGO DE OZ

MADRID – 26 OCTUBRE 2018

WIZINK CENTER

Costó pero llegó. No fue un camino de rosas el que el Diabulus in Opera, que con tanto éxito Mägo de Oz descargó en Latinoamérica, llegara a nuestras tierras. Tras una primera cancelación del primer concierto planeado el 7 de julio y una segunda el 14 de julio, parecía ser que la fecha se iba posponiendo más y más. Pero como Txus di Fellatio proclama, Stay Oz!, y así sucedió cuando apenas un mes después se anunciaba que el Diabulus in Opera tendría fecha definitiva. Nada más y nada menos que en el Wizink Center de Madrid el 26 de octubre de la mano de Rock ‘n Rock.

Tras tanta espera, la expectación había ido en aumento, y más cuando unas semanas antes del espectáculo, la banda anunciaba en redes sociales a todos los invitados con los que iban a contar para la ocasión. Músicos que se fueron desvelando poco a poco y entre los que se encontraron Ara Malikian, Tete Novoa, Leo Jiménez… pero no nos adelantemos. Como colofón, contarían con el acompañamiento de la Orquesta Sinfónica de la Universidad Complutense de Madrid.

Muchas eran las ganas de ver este concierto y así la expectación. Pude coincidir con amigos venidos desde dispares lugares de España: Murcia, León, Barcelona, Pamplona, Valladolid, Málaga… por algo que les mueve tan bonito como la música, y en esa ocasión por el Diabulus in Ópera.

Unas 100 personas con la entrada Golden Oz, pudieron acceder al recinto a las 18:00 de la tarde para disfrutar de la escucha de parte de la prueba de sonido y realizar una convivencia con la banda. Entretanto, las dos colas que se formaban a las puertas del Wizink Center iban en aumento a medida que se acercaba la hora de la apertura de puertas. Un gran mérito por todas aquellas personas que pasaron varias horas de pie pese a las inclemencias del tiempo, ya que la lluvia no perdonó aquella tarde de viernes, pero que no amedrentó a nadie.

Número considerable de fans y prácticamente incontables, a la hora de la apertura de puertas fue casi obligatorio llegar a pista para poder coger un buen sitio. No se llegaron a agotar las entradas, pero a medida que el público iba entrando y la sala llenándose, el recinto parecía estar hasta la bandera. Unas 5000 personas había, seguro.

El tiempo que transcurrió entre que la sala se llenó y el concierto empezó pasó lento y el ánimo se iba caldeando. Y unos minutos después de la hora prevista el concierto empezaba con un solo de piano al son de “Dies Irae”, protagonizado por Javi Díez, a los que se unieron el violín y la flauta travesera de Josema y Moha. Tras estos primeros acordes, el concierto SÍ daba su inicio hasta una majestuosa caída del telón y dando paso al resto del grupo.

Casi sin dar respiro al público, esta primera canción dio paso a la segunda, “Diabulus in Musica” y empezaron a aparecer los invitados. Esta primera colaboración de la mano de Carlos Escobedo, cantante de Sôber, encargados también de versionar este mismo tema en el disco tributo a Mägo de Oz. Las voces de Carlos y Zeta son muy distintas y cada uno supo dejar lugar al otro en cada momento, y en los momentos que compartieron sonaron unísonos a la vez que contaron con la colaboración de Patricia Tapia para las partes femeninas.

IMG_20181026_213158~2_wm IMG_20181026_213120~2_wm

La segunda colaboración de la noche daba paso con el siguiente tema, “Alma” y en el que invitaron a cantar a Rubén Kelsen, cantante de la banda compañera de fatigas de Mägo, Débler. Con pocas presentaciones ya que Kelsen ya no las necesita, cantó con el público y participó con el resto de músicos en el escenario de la canción. Una canción perfecta para dejarse acompañar por la orquesta y que Kelsen interpretó de 10.

IMG_20181026_214010~2_wm IMG_20181026_213955~2_wm IMG_20181026_213948~2_wm

Ya nos habían dejado claro que la noche iba de colaboraciones e invitados especiales. Con el siguiente tema “Sueños dormidos”, que rememora a todos los que padecen la enfermedad de Alzheimer, saltaron a escena Manuel Seoane y la bailarina Ana Gouldd. Tema que Seoane interpretó al rasgeo con la guitarra acústica con un sonido limpio acompañado de la bailarina que nos deleitó con un baile clásico flamenco y que lejos de sentirse intimidada ante tal público, conquistó las tablas y nos dejó a todos boquiabiertos.

Le siguieron los temas de “Siempre” en el que un dulce Zeta inspiró el tema y sumió a todos los que allí nos encontrábamos en un aura de encanto y melancolía que inspiran el tema. Y tras el que prosigiuó “No pares de oír rock ‘n roll” con el que contaron con Anono Herrero, batería de Burdel King, que volvió a subir los ánimos y las ganas de reír, cantar y saltar y Patricia Tapia se adueñó de los micrófonos que enlazó con la maravillosa versión de “Nessun Dorma“.

IMG_20181026_220208~2_wm IMG_20181026_220202~2_wm IMG_20181026_220154~2_wm

Volvía la parte melancólica y así se hacían con el escenario las próximas dos baladas. A Costa da Morte, canción imprescindible instrumental de Mägo de Oz, y que aquellos que descubrimos Mägo de Oz en los tiempos de Finisterra, Gaia, disfrutamos con timidas lágrimas asomando en los ojos, me atrevería a decir. Para este tema contaron con Diego Palacio, flautista que durante mucho tiempo les ha acompañado y ahora integrante de Celtian y el grupo de danza Irish Treble. Siguiendo con la línea instrumental, el papel principal volvió a Javi Díez y con el que interpretó un solo de piano a la melodía de “Recuérdame”, BSO de la película Coco, y que enlazó con la BSO de Piratas del Caribe, hecho que muchos agradecimos ya que el aura del concierto ya estaba tomando un cariz demasiado funesto y consiguió levantar otra vez los ánimos.

Otro de los temas estrellas de la noche fue “Gaia”, con un Zeta con atrezzo de preso. Tema que puso de manifiesto que Mägo de Oz sigue estando formado por músicos excepcionales a las seis y cuatro cuerdas con Carlitos y Frank a las guitarras y Fernando Mainer al bajo. El tema terminó con una interpretación de Zeta siendo ejecutado en la silla eléctrica por un sacerdote y una monja que dictaban sentencia junto a él de forma satírica.

IMG_20181026_222606~2_wm IMG_20181026_222043~2_wm IMG_20181026_221710~2_wm

En una pausa entre tema y tema, la banda aprovechó las pantallas que se habían instalado para proyectar una composición con diferentes videoclips en orden cronológico de los 30 años de trayectoria de la banda, videoclips que rememoraron otras épocas y que no dejaron de crear polémica ante la ausencia o presencia de otros miembros ya no presentes. Así y todo fue un bonito recuerdo para los que hemos llevamos siguiendo a Mägo unos cuantos años.

Tras esta breve pausa, llegaba el momento de “Ilussia”, con la ayuda de Manu Reyes (Sober) a la batería y con la que el público volvió a meterse de lleno en el concierto. Otros dos temas que siguieron: “La rosa de los vientos”, en la que Txus incluso se animó a cantar una estrofa, -y lo defendió muy bien- y “Hechizos, pócimas y brujerías” – tema del disco homónimo que no estamos acostumbrados a escuchar en directo pero que en esta ocasión venía armonizaba perfectamente con la orquesta sinfónica.

IMG_20181026_224714~2_wm IMG_20181026_224437~2_wm IMG_20181026_223524~2_wm

IMG_20181026_225452~2_wm

IMG_20181026_225442_1~2_wm

Tras este tema apareció Ara Malikian en escena, dejándonos a todos patidifusos ante tal virtuosismo de violín con un solo que le hizo deslumbrar, para después compartir escenario y notas con Moha al violín con “Molinos de viento”. Un tema muy acertado para la colaboración con Ara Malikian y con la Orquesta de la Universidad Complutense de Madrid.

El plato fuerte de la noche llegó con “La Cantata del Diablo”, con Leo Jiménez a las voces y Nelson Valenzuela (Débler) a la batería. Un tema que está a nivel vocal e instrumental muy por encima que muchos otros grupos y que pese a la duración no baja el ritmo en ningún momento y todos los músicos defienden en todo instante durante los casi 22 minutos que dura. Un espectáculo para los sentidos.

El concierto irremediablemente llegaba a su fin, y así antes de terminar con los tres temas que finalizarían la velada, la banda aprovechó para agradecer y celebrar con el público sus 30 años de trayectoria con una tarta en el centro, de la que salió una actriz disfrazada de la bruja de Mägo de Oz y se lanzaron algunas camisetas como obsequio. Un gran detalle por parte de la banda.

IMG_20181026_232648~2_wm

Los tres temas que cerraron la noche fueron “Revolución”, perteneciente al trabajo Génesis de la banda KHY de Patricia Tapia. Tras el cual finalizaron “La costa del silencio”, con la colaboración de Tete Novoa y Niko del Hierro (Saratoga) que además, junto con el resto de músicos participaron en la canción-himno de Mägo de Oz por excelencia y como no podía ser de otra forma, cerró el concierto, Fiesta Pagana.

IMG_20181026_233828~2_wm IMG_20181026_233759~2_wm

En conclusión, gran concierto por parte de Mägo de Oz y gran apuesta la del Diabulus in Opera que no decepcionó a nadie y que nos dejó muy buen sabor de boca. Unos invitados de 10 y una escenografía cuidada hasta el más mínimo detalle. Especial felicitación a todos los músicos de la Orquesta Sinfónica de la Universidad Complutense de Madrid y a los integrantes del coro ya defendieron el concierto de principio a fin con un sonido más que notable –me sorprendí que se les oyera tan bien– y una técnica mejor.

Setlist:

  1. Dies Irae
  2. Diabulus in Musica (Carlos Escobedo – Sober)
  3. Alma (Rubén Kelsen – Débler)
  4. Sueños dormidos (Manuel Seoane – Burdel King y Ana Goudd)
  5. Siempre
  6. No pares de oír rock n’roll – (Anono – Burdel King)
  7. A costa da morte (Diego Palacios)
  8. Nessun Dorma (Patricia Tapia)
  9. Gaia
  10. Illusia (Manu Reyes – Sober)
  11. La rosa de los vientos
  12. Hechizos, pócimas y brujería
  13. Molinos de viento (Ara Malikian)
  14. La cantata del diablo (Leo Jiménez y Nelson Valenzuela – Débler)
  15. Revolución (Patricia Tapia)
  16. La costa del silencio (Tete Novoa y Niko del Hierro)
  17. Fiesta pagana

Crónica: Yolanda Sabater Algarra

Fotos: Irene Kilmister Priest

Compartir

Deja un comentario