CRÓNICA: ROB ZOMBIE + DEF CON DOS (Madrid)

0

ROB ZOMBIE + DEF CON DOS + POWERMAN 5000

MADRID – 23 JUNIO

LA RIVIERA

Uno de los múltiples alicientes de la temporada estival es la proliferación de festivales. Vale que últimamente en España han ido desapareciendo muchos y variados festivales de temática roquero metalera (Sonisphere, Electric Weekend, Kobetasonik, Costa de Fuego…), pero afortunadamente en el resto de Europa siguen boyantes y nosotros nos beneficiamos aunque sea tangencialmente.

Si no fuera por ellos, posiblemente no hubiéramos podido disfrutar de los conciertos de Rob Zombie en Barcelona y Madrid; no es un artista que se venga mucho por aquí, pero aprovechando su paso por Hellfest y otros festivales, España no podía faltar en su gira europea.

A Powerman 5000 no pudimos verlos, su temprana actuación nos hizo imposible llegar a tiempo, a lo que sí llegamos fue al show de Def Con Dos, y lo primero que pensamos fue, ¿Qué pinta un grupo como tú en un sitio como este?, no me entendáis mal, me gustan, pero creo que su estilo no pega para nada con el del protagonista de la noche. Es mezclar churras con merinas, menos mal que es un grupo que transmite bastante energía y la gente siempre acaba botando con ellos.

El sonido fue bastante mejorable, y temas como “El Cazador de Elefantes” estaban de candente actualidad, aún así, los viejos clásicos como “El día de la bestia”, “Agrupación de mujeres violentas” fueron los que se llevaron más aplausos. Lo dicho, bien, pero no pegaban.

ROB ZOMBIE

A los americanos, genéricamente hablando, se les puede acusar de muchas cosas, pero lo que no se les puede negar es su sentido del espectáculo. Están a otro nivel, lo llevan en la sangre, y raro es el grupo de por allí que no monta un buen show en sus directos. No es que el montaje con el que llegaron Rob Zombie y los suyos fuera el que se puede ver en su reciente DVD, pero tampoco hizo falta, ya que con unos telones basados en películas típicas de terror, maquillaje y mucha energía lograron sufiente efectismo para enriquecer su actuación.

Comenzaron con “Teenage Nosferatu Pussy” seguidos de dos bombazos como “Superbesat” y “Living Dead Girl” con los que los pocos despistados entraron rápidamente en calor. Buen sonido, y de la banda poco más se puede añadir cuando hablamos de músicos como el genial Jonh 5 a las guitarras, Ginger Fish a la batería, y el polifacético Piggy D al bajo. Para los que vivan en Marte, el primero fue guitarrista de David Lee Roth o Marilyn Manson, el segundo es el eterno batería de Marilyn Manson, y Piggy últimamente ha sido el bajista de Alice Cooper… casi nada, les sobra talento y eso se nota. Funcionan como un metrónomo y además se notaba un buen ambiente entre todos.

Rob Zombie es un ser extraño, es una mezcla entre un no-muerto y un hippie setentero, es como si mezclas a cualquier bicho de Walking Dead con Janis Joplin, es un híbrido tan raro que resulta estimulante, se lo curra sobre las tablas, conecta con el público y su sentido del espectáculo es encomiable, se nota toda su influencia serie Z hollywoodiense.

“Dead City Radio and the new gods os supertown” fue seguida de un solo de batería (normalito y prescindible), para de ahí rescatar el “More Human than human” de White Zombie, muy bien recibido, seguido de “Sick Bubble-Gum”, “House of 1000 Corpses”, “Meet the Creeper”, y “Never Gonna Stop”.

Tras cambio de modelito, ejecutaron otro tramo de versiones, primero con la sorpresiva  “Am I Evil” de Diamond Head (aunque todo el mundo la recuerda como tema de Metallica), y “Thunder Kiss 65” de White Zombie, que sonó potentísima.
Nunca me han gustado los solos de guitarra, pero éste lo escruté con atención, ya que si el mismísimo Steve Vai ha dicho que Jonh 5 es de lo mejor que hay a las seis cuerdas, por algo será. Correcto, pero nada espectacular.

El clasicazo de Alice Cooper “School’s Out” sirvió para conectar con la parte más veterana de la audiencia, bonito homenaje a uno de los pioneros de estos “Horror Shows”, que fue precedido de otro cambio de modelo en el que el bueno de Rob apareció con una camiseta que ponía I Love Madrid, además de ataviarse con una bandera nacional a modo de capa. Topicazo, que por ser él, se lo perdonaremos.

Se llegaba al final con “Ging Gang Gon De Do Gong de Laga”, el megahit “Dragula”, que fue el más vitoreado de la noche, y guindas finales con “We’re an American Band” y “Scum of the Earth”.

Show más que correcto en el que nadie se fue decepcionado.

Texto y fotos: Juan José Díez

Compartir

Deja un comentario