ENTREVISTA: BLACK HAT (Marzo 2013)

0

Interesante, extensa y sobre todo muy divertida la entrevista la que mantuvimos con José Del Pino, batería y fundador de Black Hat, una banda que a buen seguro dará mucho que hablar.

En primer lugar, presentad a la banda, contadnos brevemente vuestra biografía.

Black Hat es un grupo de Heavy Metal formado en el año 2006. La banda está rodeada de la influencia de un personaje de ficción llamado Joe Burton, alías “Black Hat”, que al mismo tiempo es la mascota  de la banda. Tras un periodo lógico de local, comenzamos a dar forma al proyecto, momento en el cual hace su incursión en la banda Ángel Sánchez proveniente de Queiles. Tras una sucesión de conciertos en diversas salas de Madrid surgió la idea de la grabación y edición de nuestra primera demo “Desde el Lago + 1”, un EP de cuatro temas producido por la propia banda. Después, y ya motivados por la buena aceptación que Black Hat estaba teniendo entre  público potencial, decidimos presentarnos a varios concursos  y  del mismo modo tomamos parte en un festival benéfico que la banda recuerda con mucho cariño.

En 2010 ingresó en la formación el guitarrista Fran Soler  y tras realizar algunos conciertos, nos centramos en la composición de temas nuevos y en la grabación del siguiente trabajo, también en formato maqueta, que llevaría por título “Demos-Track-Ciones”. En 2011 y de forma consensuada y amistosa, Fran Soler abandona la banda sustituyéndole Ismael Gutiérrez proveniente de Shaigon que se había disuelto tras el fichaje de Tete Novoa por Saratoga. El line up de la banda se cierra con la última incorporación, la joven bajista Rochy García, procedente de Demonik.

“Eclipse” es el primer trabajo oficial de la banda.  Diez temas son los que lo conforman, en un intento de renovación de un género que consideramos que todavía tiene mucho que ofrecer.

 

¿Qué va a encontrar el público en vuestro debut “Eclipse”?

Consideramos que practicamos un metal fresco y a la vez con rabia y potencia. Nosotros mismos describimos este disco como un trabajo honesto, y cuando decimos honesto, nos referimos a que somos nosotros mismos y nuestra propia esencia sin ningún ánimo premeditado de buscar algo que pueda venderse mejor o peor, ni  más comercial ni más sencillo para la “digestión” de terceros. No construimos música con esa ambición, si no con la pretensión de disfrutar con lo que hacemos y hacer disfrutar a todos aquellos que quieran compartir nuestras mismas sensaciones.

No hemos venido a inventar nada nuevo,  pero si intentamos darle una vuelta de rosca a todos esos sonidos con los que hemos crecido y disfrutado desde la adolescencia, procuramos huir en todo momento de todo aquello pueda confundirnos con un producto marketing prefabricado, entiéndase por ejemplo a Falete tirándose a una piscina (risas).

¿Cuales diríais que son vuestras principales influencias?

Yo particularmente desde muy temprana edad, al igual que otros muchos adolescentes, fui seducido por el heavy de los años 80, coleccionaba compulsivamente vinilos y cassettes  y me empapaba de cuanto salía en el mercado procedente de bandas inglesas y americanas de la época. Me considero un apasionado del género y con sólo 8 años tuve la oportunidad de presenciar mi primer concierto en directo de rock duro. Así que imagínate, tendría que hacer un repaso a los cientos de discos que me marcaron con fuego mi propia idiosincrasia musical, por mencionar algunos: Dio, Saxon, Motor, Priest, M.S.G., Twister Sister, Barón, y en general la NWBOHM y el thrash emergente de la época.

Actualmente sigo teniendo el mismo problema pero de manera más sosegada, intento estar al día de lo nuevo que sale en el mercado, pero hoy en día es casi imposible estar plenamente actualizado, diariamente se editan un ingente número de discos y ya el cerebro no absorbe con la misma falibilidad, cuando tenía 16 años era como las compresas extraplanas de Ausonia, doble absorción con la mitad de espesor, en este caso espesor “cerebral” (risas).

David por ejemplo es mucho de andar indagando por el baúl de los recuerdos, que según él es donde se encuentra el origen de todo y por lo tanto el entendimiento de lo siguiente, esto explica un poco el título de la intro, además también  es un gran aficionado al blues. Ángel es el más visceral y le gusta todo lo que le emocione o le  suene bien y punto, sea Leo Jiménez o Camilo Sexto. Isma quizás es el más europeísta de todos, el británico y el alemán le pierden y Rochy tiene la capacidad de recepcionar cualquier tipo de onda sonora que tenga calidad, como estudiosa que es de musicología.

Si tuviéramos que buscar una definición, diríamos que vuestra música es heavy metal sin concesiones. Caña de principio a fin. ¿Estáis de acuerdo con nuestra apreciación?

Sí, completamente, pero sin abandonar los necesarios fragmentos de melodía y recreaciones en los puentes. El metal se basa en el  poder que te imprime el uso de la electricidad en un instrumento originariamente acústico,  y por ende el poder de la distorsión. Yo me atrevería a definir incluso al metal como la ciencia que estudia el rompimiento controlado de las ondas sonoras a través de la  distorsión eléctrica.

Habéis contado con gente importante en este disco, desde la producción de Jorge Salán, hasta las colaboraciones de Fran Soler, Xina.. ¿qué ha aportado cada uno de ellos a vuestro sonido?

No te puedes imaginar el placer que se siente al trabajar con éstas personas y poder tener la oportunidad de conocer y valorar las distintas perspectivas de éstos profesionales que se dedican en cuerpo y alma a su hobby que es a la vez su trabajo.

Sientes el regusto de ese placer por las cosas bien hechas y el mensaje de su vocación y pasión. Desde conocimiento musical de Jorge Salán, la pericia de Pepe del Pozo pilotando la “nave espacial”,  el buen hacer de Pepe Herrero  en la masterización hasta  la buena labor de diseño de la portada de Daniel Alonso, francamente todo ha funcionado como una máquina bien engranada.

Sólo podemos tener buenas palabras para todos ellos. Las colaboraciones de Fran y de Carmen de Oker han sido geniales, no sabemos que tiene esa tierra murciana llamada Águilas, pero todo lo que sale de allí, incluida su huerta, lleva el sello de calidad (risas).

También habéis grabado un videoclip. ¿Qué podéis contarnos de él? ¿Estáis satisfechos con el resultado?

Mucha culpa de la repercusión que está teniendo Black Hat ha sido motivado por el lanzamiento del videoclip promocional de Triunfará la Verdad. El equipo de Krea y su director Mario Ruiz han hecho un encomiable trabajo y estamos muy contentos con el resultado. El tema que se ha elegido como single es de mucha actualidad, con una letra muy directa marcada de ira,  donde personificamos en un ser maligno imaginario todo el mal que nos rodea, y de manera especial el generado últimamente por ciertos estamentos y clases.

Ya estamos preparando la salida de un segundo video, que esperamos que tenga la misma aceptación del respetable y el mismo acogimiento de los medios. Del mismo modo próximamente publicaremos también un cortometraje de una de las historias de nuestra narrativa de Joe Burton dirigida por Manuel Moreno, una persona que se ha volcado con nosostros, además el corto cuenta con la participación de los miembros de la banda, incluido manager y actor.

Supongo que sobre todo se hace orientándolo a Internet, porque hoy en día conseguir ver uno de estos vídeos en televisión es una quimera.

No nos quita el sueño el hecho de no salir en la “caja tonta”, me consta que hay un par de cadenas que se han interesado, pero ya sabes lo que hay, si te lo colocan te lo emiten a horas intempestivas en las que cualquier aficionado metalero que se precie lo más normal es que se encuentre durmiendo o emborrachándose.

¿De qué hablan las letras del disco?

De todo un mucho y de nada un poco (risas). El hecho de que tengamos una mascota como imagen y como desarrollo de otros campos creativos, no nos ha hecho encerrarnos en el tema conceptual. Todo lo contrario, en las líricas desarrollamos todo tipo de temáticas, por ejemplo la mística que envuelve a toda alineación de los astros de “Eclipse”, la ambición de volver a ser alguien de “En el Cielo”, la leyenda de la existencia de una mujer anterior a Eva en “Lilith”, el dolor del recuerdo en “Lejano Pasado”, la descripción de una ciudad ficticia llena de violencia, corrupción y vicio de “Sin City” o la pasión de todos aquellos que amamos la música y de modo especial el Heavy Rock de “Soñar”, la mas pasional. De todo un poco, como en la Boutique de la Abuela (risas).

Venderos un poco ¿Cuales diríais que es vuestra principal cualidad?

El empeño y la constancia por hacer las cosas bien, con las dificultades inherentes que ello conlleva.

Poniéndoos en plan autocrítico, ¿Qué creéis que sería mejorable en este disco? O si pudierais cambiar algo, por mínimo que fuera, ¿Qué sería?

Yo cambiaría mi foto del libreto (risas), me cogieron un día de resaca, te lo prometo (risas). Fuera ya de bromas, creo que los demás miembros de la banda deberían mejorar, yo lo hice todo perfecto (risas). Ahora si que si venga…. Yo soy de los que piensa que un disco no se puede mejorar nunca, por que entonces sería otro disco. Al músico siempre le merodean nuevas ideas, y no sueles dedicar el tiempo a pensar de qué manera podías haber hecho esto o lo otro, para eso están los directos, donde sin querer queriendo, creas nuevos giros a los temas que van madurando contigo. La “psico” siempre va mucho más deprisa que el  “somas”, por lo que no piensas en lo que has hecho si no en lo que ambicionas hacer. Quizás dentro de varios años podamos hacer una visión de esta pregunta desde otra perspectiva, pero a día de hoy, estamos muy satisfechos con todo lo plasmado en el disco. En una futura entrevista retrotráeme a esta pregunta y quizás te contestaré otra cosa bien diferente, o quizás no.

Editar discos es cada vez más complicado, ¿os ha resultado muy duro llegar hasta este punto?

7 años desde la fundación de la banda, se dice pronto, eso sin contar la singladura anterior y personal que cada uno lleva a sus espaldas. El planteamiento inicial de la banda fue el de no lanzar un álbum  hasta no encontrar el momento coyuntural idóneo y el empaste necesario, de ahí esta dilatada espera desarrollándonos como músicos y como personas tocando por salas y clubs. Hemos tenido otras oportunidades anteriores pero no hemos querido emprendernos en esta empresa hasta que no hemos entendido que teníamos algo lo suficientemente serio y maduro que ofrecer como pueda ser “Eclipse”.

¿Ser músico se está convirtiendo en algo utópico?

Si te refieres a músico profesional desgraciadamente sí, la situación no acompaña. Hay gente muy buena, yo diría que cada vez más y mejor, pero también observo mucho músico entretenido en experimentos, copias, tributos y creo también se ha perdido un poco la propia esencia de banda. Se ha generado un egocentrismo, por no decir narcisismo, en torno a los músicos  bastante  deplorable  y una excesiva pretensión de ser el más cualificado en detrimento de la composición espontánea que tantos momentos de gloria han dado en un tiempo anterior. Considero que lo mejor es encontrar un punto intermedio entre la calidad y la creatividad y no el puro virtuosismo , creo que eso va llegando con el tiempo y la dedicación, en definitiva con la experiencia,  que es el estudio involuntario y no forzado

¿Cuales son los obstáculos más duros con los que habéis tenido que luchar?

El que yo llamo los cánceres nacionales, la envidia y egoísmo, que conlleva todo lo demás que puedas imaginar.

 

Y después de todo el esfuerzo que supone editar un disco, ¿merece la pena? Con los niveles de ventas actuales en muchas ocasiones ni se recupera la inversión.

Nuestra pasión es la música, no vender discos. Esta mentalidad hace que una banda perdure y no caiga en el desánimo. Es un error pretender a toda costa ganarse la vida  haciendo lo que a uno le gusta. La música, como cualquier otra expresión creativa,  es sólo una forma de comunicación, lo que venga después está fuera de este concepto, por eso diferencio mucho al músico, del músico profesional, el segundo, primero fue lo primero, es decir, para ser un profesional primero tienes que ser músico de vocación, el que pretenda ser profesional desde el primer día, y encima dedicarse al rock, lo lleva clarinete.

Me hace gracia cuando alguien  dice que no prospera por que la industria musical esta de pena. Primero antes de hacer semejante sentencia,  habría que preguntarle si no será que no es lo suficientemente bueno en su trabajo, todos debiéramos hacernos un examen introspectivo al respecto. Con esto no quiero restar importancia a la malograda situación del gremio, pero no seamos tan déspotas con estas afirmaciones, por que siempre cabe la posibilidad de que en el mejor de los casos, aún encontrándonos en el momento más álgido de ventas de la historia de la industria musical,  quizás tampoco hubiéramos vendido un puto disco, ojito con estas frases arrojadas  así por que si, depende de quien provengan tendrán credibilidad o no. Esto me recuerda un poco a lo que esta sucediendo en el mercado laboral:

–          Empresario: Te tengo que despedir.

–          Operario: Pero ¿por qué?

–          Empresario: Por la crisis, esta muy mal todo y hay que sanear las cuentas de la empresa.

Cuando lo que realmente quería decirle es: “mira, tenía unas ganas locas de darte una patada en el culo que no te puedes imaginar, y el problema es que no encontraba un argumento de peso para hacerlo, ahora con la crisis ya la tengo.”

El que es un incompetente lo es con crisis y sin crisis.  “Sad but True”  es que grandes del género que vendían discos como churros, ahora trabajando más duro  y mejor no venden ni una veinteava  parte de lo que vendían, y quizás me pase.

Internet cada vez juega un papel más importante en la música, sobre todo considerando la difusión y promoción de la música, y también para contacto con los seguidores a través de redes sociales. ¿Consideráis que son un canal importante para mantener el contacto con vuestros seguidores?

Yo diría más bien fundamental, es lo que toca en la época en que vivimos. Por un lado consigues tener más proyección internacional y la posibilidad de que sepan que existes en cualquier latitud del planeta, incluso en el espacio exterior, nunca se sabe, quizás exista alguna forma de vida exterior  y nos está escuchando, lo que está claro es que no vienen a comprar discos (risas).

Por el contrario, esa repercusión mediática no suele corresponder del mismo modo, con lo que los músicos cada vez pierden más tiempo en atender este aspecto en detrimento de su tiempo dedicado a su principal cometido, que es la creación, a no ser que tengas infraestructura suficiente que haga ocuparte el mínimo tiempo necesario, esto no deja de ser un tiempo, creativamente hablando,  tirado a la basura. Internet es un arma de doble filo, ya que puedes encontrar fácilmente material infumable sólo por el hecho de que el que lo ha colocado se ha preocupado en difundirlo, por el contrario, gente muy válida no se propaga a penas por las redes y quedan prácticamente en el anonimato. Como para casi con todo,  encontrar el equilibrio es lo que ofrece mejores resultados, yo siempre pongo el ejemplo del cóctel , para que sea perfecto tienes que encontrar el equilibrio en la mezcla.

Vuestro disco también puede encontrarse en Spotify. ¿Creéis que el futuro de la música puede estar más orientado a este tipo de plataformas?

Quien no lo quiera ver está ciego, aunque todavía existe gente muy purista,  sobretodo en nuestro género, que prefiere lo tradicional, entiéndase el formato físico, la tendencia es todo lo físico acabe siendo fetiches para friquis (como el que habla). Yo ya he llegado  a pensar que en un futuro no muy lejano,  las bandas editarán sus discos exclusivamente como material promocional para medios, reservando lo digital para el grueso de los seguidores. Lo digital es el futuro, aunque a muchos nos pese.

Muchos grupos optan por poner ellos mismos su disco en descarga directa, ¿es algo que os habéis planteado?

No es necesario planteárselo, ya se ocupan otros por ti (risas) si lo quieres hacer para caer bien de p.m.. Como mecanismo de control estadístico está bien, pero para eso mejor valorar el número de asistentes en tus galas, esa estadística es mucho más real.

Bueno, y ¿tenéis pensado presentar este trabajo por muchas ciudades?

Por supuesto, en todas las que tengan a bien y nos contraten, si el calendario nos lo permite, y en las que por su trascendencia pueda interesarnos. En estos inicios no puedes ir haciendo ascos, ahora hay que trabajar duro, y si nos garantizan unos mínimos, allí estaremos con el mono puesto para sudarlo, y es que esto del rock duro, es lo que tiene, que es duro, si no de qué (risas).

Por cierto, este es otro tema preocupante, las condiciones para tocar cada vez son peores, hasta se llega a palmar pasta. A este ritmo, ¿Qué le va a quedar al músico? ¿Cómo veis este tema?

Muy jodido, y mucha culpa la tenemos nosotros los músicos al dejarnos sodomizar por ciertos desgraciados que, lejos de promocionar la música, han encontrado una fuente de ingresos alternativa simplemente por cuestión de supervivencia de muchos clubs. Es contraproducente el tocar en estos lugares de abuso, nosotros hemos tenido la experiencia incluso de que nos llamaran a la misma puerta del local ofreciéndonos  la “oportunidad” de tocar y publicitarnos.

Buscan gente joven que quieran obtener un dinero extra y los mandan con una carpeta a modo de comercial para captar grupos, me pongo enfermo cada vez que los veo, se me eriza hasta el pelo de la mala ostia que se me pone, lo más increíble es que les dices que no diplomáticamente, por que ellos no tienen culpa, y encima te meten el rollo ese estratégico-comercial para hacerte cambiar de idea, y vienen con las entradas en la mano y todo para que se las vendas tú, y que más quieres que te haga amiga, dile a tu jefe que venga con sus huevos aquí que yo se lo explico personalmente… basta ya de ponernos a 20 uñas…perdóname pero este tema me saca de quicio, hay tanto abuso.

Demos un toque más distendido a la entrevista. Vamos a por las anécdotas… ¿Qué tal resultó la grabación? ¿Algo reseñable? ¿Alguna anécdota?

Te voy a contar una aunque se me enfade Jorge, estando en un descanso durante la grabación, decidimos salir a dar una vuelta varios de los componentes para oxigenarnos.

Antes de salir pregunté si alguien quería algo de comer o beber, Jorge me pidió una bolsa de patatas al jamón de una marca en concreto. Cuando volví al estudio traje unas cervezas y como a Jorge no le conseguí su maldita bolsa de patatas al jamón, se me ocurrió comprar jamón en lonchas y mezclárselo en la bolsa de patatas de marca blanca, cuando se la ofrecí y metió el hocico su gesto fue un poema y estuvo sin hablarme durante un buen rato, yo pensé que tenía algún resquemor de alguna de las divergencias que habíamos tenido durante la grabación previa, luego me explicaron que Jorge tiene adicción a las patatas al jamón de esa marca en especial, y lo que yo creí que iba a ser de su agrado y  bálsamo a nuestras recientes divergencias musicales, se convirtió en una broma muy pesada, ya que estuvo por un buen rato sufriendo el síndrome de abstinencia por mi culpa (risas). Por otro lado recuerdo otro día en que Ismael fue al “excusorio” a poner un “muñeco”, con las prisas, pues le tocaba hacer sus tomas, al acabar dejó la puerta abierta, al cabo de unos minutos, nos mirábamos unos a otros las manos para ver quién las tenía amarillas y/o los ojos rojos, hasta que nos cercioramos del despiste de Ismael, no sé que coño comió el maldito, pero el tufo era inaguantable, parecía que habíamos matado a un perro a escobazos y lo habíamos dejado podrirse debajo de la mesa de mezclas. (risas)

¿Lo más raro que os haya pasado en un concierto?

Recuerdo una anécdota con el alcohol como protagonista. En una ocasión la banda al completo se agarro una buena borrachera en los prolegómenos de un concierto, justo antes de la prueba de sonido. Es sabido por todos, que es costumbre, cuando se comparte backline, que cada músico le saque una instantánea a su cuadro de ecualización del amplificador. El caso es que al bajista de la banda anterior se le había olvidado hacer la preceptiva foto al ampli, y muy educadamente se acercó al borde del escenario, y le dijo a nuestro bajista mientras le señalaba con su dedo indice al ampli y le ofrecía su cámara fotográfica: por favor amigo, ¿le tiras una foto? Increíblemente,  nuestro bajista, creyendo que se trataba de un admirador o algo así,  se le acercó tambaleante hasta el borde del escenario y le marcó una pose supermegametalera esperándo a que aquel fulano le tirara una foto, el otro absorto, sin entender nada, agarró su máquina y retirándose hacia un lado le tiró la foto al ampli, mientras nuestro amigo con su pedo se quedó a un lado posando al tendido. Creímos  que nos quedábamos sin aire, y no pudimos más que tirarnos al suelo panza arriba para desternillarnos de risa mientras el colega permanecía cual mimo sin menearse aguantando el equilibrio, alguno se mojo hasta el pantalón.

¿Y que hayas asistido como público?

En un concierto de Slayer en la Canciller, en el que por cierto tocaban por primera vez como teloneros en Madrid Machine Head, un apasionado thrasher se lanzó desde el escenario para realizar un típico mosh. La sala estaba a reventar de gente, pero justo cuando hizo la parábola de descenso el público se abrió  dejando un hueco desolador, (creo que incluso se pudo escuchar la banda sonora de El Bueno, el Malo y el Feo) donde aquel chaval se fue a empotrar de cabeza, vislumbrándosele momentos después incluso la masa cerebral entre la apertura craneal, se lo llevaron de inmediato, no se como acabaría aquel pobre desgraciado. Recuerdo también la presentación del Negro de Metallica en Vallecas, taloneaban los Suicidal Tendentes y Black Crowes, recuerdo que a Chris Robinson le tiraron varios bocadillos con el ánimo de que acabara pronto, Chris en un momento del concierto entre canción y canción cogió uno de estos bocadillos y dijo por el mic que no tenían ninguna consideración todos aquellos que tiraban la comida pensando que había mucha gente desgraciada el mundo que moría por no poder echarse nada a la boca, en ese momento alguien lanzó un mini de calimocho repletito y le vino a caer encima a modo de réplica, le pusieron fino al pijo. Creo que no se llevó muy buena impresión de su experiencia en Madrid. Seguidamente salió Metallica, la gente había hecho apuestas para ver con que tema abrían e increíblemente para muchos arrancarón con un clásico Ride The Lighning, en esos momentos, y prometo que fue así, y mucha gente estuvo allí para corroborarlo, comenzó a llover, y los que estábamos en primera fila, creímos que todo obedecía a efectos especiales propios a la temática de la canción. Lógicamente cuando la lluvia cesó después de acabado el tema nos cercioramos de la casuística del hecho, algún fanático lo interpretó como una señal divina proveniente del más allá (risas)

Recomendadnos tres discos recientes.

Unto the Locust – Machine Head. Éstos nunca defraudan.

Animal Solitario- Leo Jiménez

Demonik – Las Cenizas de la Tierra

Si os dan la opción, ¿Qué es lo primero que pedís de “catering”?

Tal y como están las cosas… un botijo de agua fría (risas). En un catering no puede faltar el líquido elemento: cerveza, a mi en particular me gusta mezclarlo con bourbon.

¿La cosa más rara que os hayan preguntado en una entrevista?

¿Habéis pensado hacer algún tema en castellano?…… ¿?

Bueno, pues vayamos terminando… ¿Qué le pide la banda al futuro?

Mucha salud y mucho metal

¿Alguna pregunta que quisierais responder y no os hayamos hecho?

Si, ¿Cuál es el último chiste que has contado?

Un amigo y una amiga que se encuentran por la calle:

Amigo: -¿Dónde vas con esas mallas?

Amiga: -Voy a aerobic

Amigo: -Joder que coñazo

Amiga: -No lo sabes tú bien lo aburrido que es.

Amigo:-No no, creo que no me has entendido.

Pues muchas gracias, si tenéis algo que añadir para nuestros lectores….

Quizás, agradecer a todos aquellos que de alguna forma apoyan todo esto y comparten nuestra misma pasión: el heavy metal. Un saludo.

Entrevista: Juan José Díez

Compartir

Deja un comentario