CRÓNICA SONISPHERE 2012. Viernes 25

7

SONISPHERE 2012

VIERNES – 25 MAYO

AUDITORIO JOHN LENON

Si en la última crónica escribía que me sentía como Bill Murray en Atrapado en el tiempo, en este primer día del Sonisphere 2012 me he mimetizado más con Dany Glober en Arma Letal, porque fueron muchas las veces que vinieron a mi boca las palabras “Estoy muy viejo para esta mierda” (I’m too old to this shit), y es que para esto de los festivales hay que valer, y no es lo mismo afrontarlos con 20 años que con 35.

Si bien el cambio de ubicación de última hora fue bien recibido, porque con un recinto asfaltado se eliminaban buena parte de los problemas del polvo del secarral del año pasado, ciertos déficits en la logística externa al festival complicaron la vida a buena parte de los asistentes, empezando por la ausencia de un parking organizado como el del año pasado, la consiguiente desesperante búsqueda de un sitio, y por último la larga caminata hasta el recinto.

Pero dicho esto, una vez solucionado el problema inicial, el recinto estaba bastante bien, dos escenarios bastante separados para evitar que se solaparan los sonidos, bastantes barras (aunque no muy bien colocadas) y bastantes sitios de comida. Precios poco populares típicos de festival (8 euros litro de cerveza), y todo aderezado con el nuevo “Black circle” que pudieron disfrutar los afortunados que lo pagaron. En esta ocasión se quitaron las gradas laterales, un detalle de agradecer ya que posibilitó una mejor visibilidad.

Ciñéndonos a lo musical, entramos cuando Corrosion of Conformity estaba acabando su concierto, así que mucho no podemos contar; el que sí vimos íntegramente fue a Sonata Arctica, que pese a ser un grupo que cuenta con un tirón aceptable, no consiguió levantar mucho los ánimos, sonaron bastante mal, con una ecualización pésima (algo que se repitió a lo largo de todo el día), y por si fuera poco, la elección de algún tema no fue de lo más acertada. Se empeñaron en tocar algún tema ñoño de difícil justificación como “I have a right”, aunque como no podía ser de otra forma, con un show tan corto, estuvo centrada en sus grandes éxitos como “Full Moon”, “Don’t say a word” y similares.

LIMP BIZKIT

Aunque una buena parte del público todavía se notaba resentida por aquella cancelación de los americanos en el Festimad del 2001, y así se lo hicieron notar durante buena parte del concierto, la gente recibió con los brazos abiertos a Fred Dust y los suyos, y además el frontman intentó mostrarse más simpático y cercano, arrimándose a las primeras filas y compartiendo muchos temas con ellos.

Lo de las pintas del guitarrista es algo de reseñar, ya que todo de blanco, peluca y máscara blanca (luces incluidas) y unas mallas mitad blancas mitad rojas que daban bastante que hablar, pusieron el punto bizarro a un espectáculo que fue de lo mejor del día. No es que la calidad del sonido les acompañara, pero dieron mucha caña y calentaron al público.

“Hot Dog”, “My Generation”, “Livin’ it up”, “Take a llok around”, “My way”, “Rollin”, dos versiones cuanto menos discutibles como “I would for you” (Jane’s Addiction) y sobre todo el “Faith” de George Michael.

Para acabar, un “Break Stuff” cañero, que sirvió de guinda a un concierto, que sin que fuera una maravilla, fue de lo mejor del día, lo que representa a las claras la decepción generalizada de este primer día.

THE OFFSPRING

Antes de ver a Offspring nos acercamos a ver tibiamente a Kobra & The Lotus, que más allá del atractivo de su vocalista, tampoco es que resultaran muy estimulantes.

Eso sí, se demostró que el sonido del escenario pequeño era mucho mejor que el del principal, más limpio, sin una batería tan irracionalmente alta, y más decente para disfrutar de la música. Con Kyuss Lives! También pasó lo mismo, sonaron aceptablemente bien aunque sólo los vimos de pasada ya que centramos nuestras energías en los grupos del escenario principal.

El caso de Offspring es cuanto menos peculiar, buena parte de su éxito se basa en la creación de unas canciones enérgicas, divertidas, movidas, que invitan a saltar y a la diversión, pero llama la atención la sobriedad con la que el grupo la ejecuta, resultan bastante sosos; haciendo la música que hacen tampoco es que precisen una concentración excesiva, es una música simplona sin complicación, así que podían centrarse en animar el cotarro en plan Green Day, pero no, sobriedad y una actitud bastante sosa.

Ya había llegado a esta conclusión hace tiempo, pero el punk no me gusta, me aburre, es demasiado simplista, sirve para amenizar eventos, pero si la banda no se lo curra en este aspecto, pues pierde una de sus grandes armas.

You’re Gonna Go Far, Kid, Come Out and Play, Days Go By, Staring at the Sun, Hammerhead, Gone Away, Bad Habit, Why Don’t You Get a Job?, All I Want, Pretty Fly (for a White Guy), (Can’t Get My) Head Around You, The Kids Aren’t Alright,Self Esteem

Fue una de las actuaciones con más seguimiento, pero no es que fuera nada del otro jueves. Correctos y punto.

SOUNDGARDEN

Si antes me quejaba del punk, para el grunge tengo peores palabras. No empatizo para nada con los elementos definitorios del género, y encima si las estrellas que quedan del estilo son como Soungarden, pues es difícil cambiar de opinión.

Fueron un auténtico COÑAZO, con mayúsculas y con todas las letras, sonaron fatal, y Chris Cornell hace años que debía haberse dado cuenta que no es capaz de cantar como antes. El hecho de que su canción más destacable sea Black Hole Sun dice mucho de ellos, un tema aburrido, gris, triste… en fin, lo dicho, aburridísimos.

Encima el sonido era calamitoso, y la banda parecía más que estaba en un ensayo que en un festival donde se dieron cita 30.000 personas.

MACHINE HEAD

Soy un converso de la fé metálica de Machine Head. Les he visto 7 veces y todas han rayado a un nivel superlativo, y estaba convencido que esta vez ocurriría lo mismo y que con su descarga dejaría a la altura del betún al resto de las bandas del día, pero sintiéndolo mucho no fue así, el sonido fue tan malo que destrozó la actuación de Machine Head.

La batería altísisma, una guitarra no se escuchaba, Phil Demel tuvo que retirarse en dos canciones porque su instrumento NO SONABA; para tocar “Darknes within” hubo un problema con la guitarra acústica de Flynn, y pese a los intentos de arreglarles no fue posible, y tuvo que improvisar una solución de emergencia con la guitarra eléctrica, y no se si fue cosa del viento o de alguna otra causa, pero la voz venía y se iba, a veces se escuchaba, a veces el tema se protagonizaba por un silencio a las voces… en fin, un desastre.

Adoro a Machine Head, y se lo curraron e imprimieron la potencia, entrega y energía que les caracterizan, pero los problemas con el sonido no le permitieron convencer. Imposible. Sin duda, el peor concierto que he visto de los americanos.

I am hell, Be Still and now, un Imperium no tan atronador como suele ser, “Beautiful Mourning”, “Locust”, “Aesthetics of hate”, “Darkness within”, “who we are” y “halo” fueron los temas elegidos. La gran sorpresa, la ausencia de “Davidian”

Esperemos que en este segundo día mejore el sonido, por que el protagonista de este primer día del Sonisphere 2012 han sido las deficiencias acústicas.

Ahh, se me olvidaba, estoy muy viejo para esta mierda.

Texto: Juan José Díez

Fotos escenario 1: Tom Hagen

Fotos escenario 2: Juan Destroyer

 

Compartir

7 comentarios

  1. Pingback: CRÓNICA SONISPHERE 2012: Sábado 26 | Max Metal

  2. ¿Que Offspring estuvieron aburridos? Sí que estás viejo para esta mierda, yo lo flipé con Offspring (con 33 tacos)

  3. No sé o eres un tipo muy “cerrado” y sólo “entiendes” lo que te suena a Metallica o eres directamente un “flipado”. Metallica es una de mis 10 bandas de TODOS los tiempos… la 1ª es Led Zeppelin y QUE?… lo de Limp Bizkit fue pura MIERDA. The Offspring estuvieron simplemente bien y SOUNDGARDEN fueron la HOSTIA (y sonaron bien), con un Chris Cornell que te “duele” y te “sobrecoge” con su MAGIA a la hora de CANTAR. Decir que Heltfield canta “mejor” es sencillamente de ser un “MEMO” y yo ADORO a Metallica… es como decir que por que te guste Ozzy Osbourne, es mejor cantante que Dio. Pura Tonteria Mental. Por cierto, el concierto de Metallica (y les he visto 5 veces)… sencillamente de CATEDRA y CUM LAUDEM.

    • Uhm soundganden sono bien???????? imprescindible ir al otorrino. El sonido del viernes en general fue malo, sondgarden en especial.

    • Bastante de acuerdo con lo expuesto en este comentario. Que Offspring y Soundgarden estuvieron aburridos?… Chico, gustos a parte, sabes tanto de Música, como yo de Hípica…
      Ni los unos ni los otros son de mis bandas favoritas, ni de lejos, pero entretenidos, estuvieron un rato largo, a no ser, claro, q seas un JEBI cerrado que cierra los oídos a todo lo que no sean Riffs poderosos, baterías de doble bombo, y agudos y guturales, según convenga.
      Y, por cierto!, Machine Head, no toco “Aesthetics of hate”, Ojalá!
      Para ser una de tus bandas favoritas, se te ve un poco perdidillo… aunq no me extraña leyendo las simplezas que escribes.

Deja un comentario