RAINBOW IN THE BLACK (Madrid)

0

RAINBOW IN THE BLACK

Madrid – 11 Junio

Sala Caracol

Ahora que se cumple poco más de un año de la muerte del grandísimo Ronnie James Dio, empiezan a surgir distintos grupos homenaje. El más cacareado de todos es Dio Disciples, un grupo formado por integrantes de la última etapa de Dio junto con distintos vocalistas invitados (Doro, Ripper Owens…). Sinceramente, aunque tengan el apoyo de Wendy Dio, me parece algo oportunista. Sin embargo, grupos como Rainbow in the Black llevan rindiendo un sentido homenaje desde hace años, lo suyo es verdadera pasión y desde luego no puede encontrarse un mínimo de egoismo en su motivación.

Si de lo que se trata es de recoger la esencia de la música del gran elfo del metal, Rainbow in the black lo hacen a las mil maravillas, es un grupo muy solvente y tienen la enorme cualidad de poseer un vocalista excepcional como Gabriel Boente, capaz de clavar tanto la voz de Dio como la pasión y sentimiento que este imprimía sobre un escenario.

La sala Caracol tuvo una buena entrada, y la banda ofreció lo que se esperaba de ella, un concierto que repasó todas las etapas de un vocalista que ha servido de inspiración a muchas generaciones. El inicio del concierto vino marcado por un recorrido fugaz por sus tres bandas, sonando un tema de cada una de ellas, “We rock”, “Kill the King” y una de Black Sabbath.

 

Le siguieron hits como “Hungry for heaven”, el trallazo “Man on the silver mountain” y “Neon knights”. Lógicamente canciones como “Dont talk to strangers” y “Stargazer” fueron muy bien recibidas por el público, y es de destacar lo bien que sonaron temas tan complicados como este último o “Gates of Babylon” que llegaría unas cuantas canciones más tarde.

 

Creo que la siguiente en sonar fue “Children of the sea” (no estoy totamente seguro), seguida de “Last in line” y la ya mencionada “Gates of babylon”, genial en todos los sentidos. Buen rollo generalizado en la actuación, para seguir con “”Stand Up and Shout”, “Rainbow in the dark” y la guinda final con “Holy Diver” y “Heaven and hell”. Como única pega, y es algo totalmente personal, es que me quedé con las ganas de escuchar “Rock and roll children”.

 

Gran concierto que hizo recordar a uno de los mejores vocalistas de la historia del metal. Ahora que ya se ha ido, nos quedan grupos como Rainbow in the black para seguir disfrutando de toda su magia.

Texto y fotos: Juan José Díez

Compartir

Deja un comentario